Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los usos más sorprendetes del dentífrico

Los sorprendentes usos de la pasta de dientesGTres

La pasta de dientes es uno de esos productos que tienen muchos más usos de los que conocemos. El dentífrico no sólo sirve para lavarse los dientes, además, puede sacarnos de otros muchos apuros. Desde arreglar el desgate de unos zapatos, a quitar arañazos o tapar agujeros de las paredes.

Según informa el diario Today.com estos son los sorprendentes usos que puede tener un simple tubo de pasta de dientes.
ARREGLAR ROCES EN LOS ZAPATOS: La pasta de dientes puede ser muy útil para limpiar zapatillas de deportes de rozones o manchas. Con un simple trapo húmedo y un poco de pasta puedes dejar tu calzado como nuevo.
TAPAR AGUJEROS DE LA PARED: El dentífrico puede servir como una perfecta masilla para tapar los agujeros que quedan en las paredes tras sacar un clavo. Colocándola con una paleta y dejándola secar la pared quedará perfecta.
PARA COLGAR POSTERS EN LA PARED: Un poco de pasta de dientes básica, sin blanqueadores ni tiras de flúor, puede servir para colgar un poster en la pared sin necesidad de usar clavos o chinchetas que la estropeen.
TRATAR LAS ESPINILLAS: La pasta de dientes mezclada con una aspirina machacada puede ser una buena solución ante las espinillas. El truco está en colocar la mezcla sobre el acné y dejar actuar toda la noche.
DAR BRILLO A LAS UÑAS: Los dentífricos blanqueadores pueden ayudar a restaurar el brillo de las uñas descoloridas o amarillentas. Limpia tus uñas con un cepillo con un poco de pasta para lavar las manchas.
LIMPIAR ORO, PLATA Y DIAMANTES: Un poco de pasta de dientes aplicada con un cepillo suave es perfecta para sacar brillo a las joyas de oro, plata o diamantes.
SACAR BRILLO A LOS GRIFOS: Del mismo modo la pasta sirve para sacar brillo a los grifos de casa. Un trapo húmedo y un poco de dentífrico son suficientes para dejarlos como nuevos.
QUITAR OLORES DE LAS MANOS: El olor del ajo, del curry o de la cebolla en las manos puede ser muy desagradable después de cocinar, la pasta de dientes te ayudará a deshacerte de ellos.
QUITAR ARAÑAZOS: La pasta puede salvar un cd o dvd que el reproductor no lee porque está rallado. Esparce el dentífrico con el dedo y después retíralo con un paño húmedo de microfibra. Este truco también funciona con los arañazos de la pantalla del móvil.
LIMPIAR MANCHAS DE LÁPICES DE COLORES DE LA PARED: Con un trapo húmedo y un poco de pasta se pueden limpiar cualquier mancha de lápices de colores de las paredes.