Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un pasajero borracho tiene que ser atado para volar con seguridad

Hay pasajeros molestos, que hablan alto, que se quitan los zapatos y llenan el ambiente de peste, pero hay otros que son verdaderamente insoportables hasta el punto que pueden poner el peligro la seguridad de un vuelo. Este es uno de esos que hay que atarlos de pies y manos, porque su comportamiento podía haber ido a más. El hombre del vídeo comenzó a insultar y agredir al resto de sus compañeros de viaje que volaban desde Honk Kong a Vladivostok. Un grupo de pasajeros decidió librarse de él atándolo con cinta adhesiva y con algunos cinturones de seguridad para así continuar el viaje más relajados. Dicho y hecho, tras aterrizar, las autoridades se hicieron cargo del desagradable pasajero. Fuente Mashable.