Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pasa a disposición judicial el parricida de Moraña, en Pontevedra

El hombre que acabó con la vida de sus dos hijas menores de edad en la localidad pontevedresa de Moraña ha sido trasladado por la Guardia Civil hasta los juzgados de Caldas de Reis, también en Pontevedra, donde pasará a disposición del juez. El parricida ha llegado en un coche azul, escoltado por varios agentes y ha sido recibido por los vecinos de Caldas con todo tipo de insultos.

Se ha conocido que David Oubel envió una carta a su exmujer para anunciarle la muerte de las niñas. Ella alertó a la Guardia Civil al instante, pero no llegó a tiempo de evitar que el hombre degollara a las niñas con una sierra radial.