Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Parto a 9.000 metros de altura

El vuelo de Bali a Los Ángeles aterrizó con un pasajero más a bordo. Una mujer taiwanesa se puso de parto de forma prematura y el piloto tuvo que aterrizar en Alaska.  Un médico que viajaba en el avión de la compañía China Airlines asistió a la parturienta que trajo al mundo a un bebé a más de 9.000 metros de altura. El incidente movilizó a todos los pasajeros que después que la mujer dio a luz, el piloto lo informó por los altavoces y avisó que aterrizarían en otro destino para que ambos pasajeros, madre e hijo, fueran atendidos. El primer llanto del bebé fue acogido con sonoros aplausos de todos los viajeros. Fuente Daily Mail