Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El obispo de Tarazona cree "totalmente" en la inocendia del párroco de Borja

El obispo de Tarazona se ha sentado hoy ante la justicia terrenal. Tres horas de declaración de las que salía muy agradecido y muy confiado en el cura de Borja. Ha dado cuenta de las cuentas de Florencio Garcés. Aunque la Diócesis no descarta abrir una investigación interna. Según el obispado, todos los años se hace una auditoría del dinero de la parroquia. Algo enturbia la situación porque la Guardia Civil sospecha que ese dinero solo lo gestionaba el párroco de Borja. Estudian las veinte cuentas que el cura tiene a su nombre y siguen buscando el origen de los casi doscientos mil euros que tenía en su casa. Al parecer, Florencio estaba siendo extorsionado por un clan gitano. Según un declarante, el cura tenía encuentros sexuales con hombres y mujeres y existiría una foto comprometida. El viernes declarará un testigo protegido mientras que la juez acaba de decretar libertad sin fianza para Florencio.