Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las niñas de Moraña serán incineradas en total intimidad

Un hombre supuestamente mata a sus dos hijas en Pontevedra e intenta suicidarseEFE

Las niñas fallecidas en Moraña (Pontevedra), supuestamente a manos de su padre, que fue detenido por estos hechos, serán incineradas en la más absoluta intimidad y su familia ha decidido no celebrar velatorio.

Así lo ha comunicado a Europa Press la Funeraria San Mauro, encargada de los servicios funerarios de las fallecidas, que ha indicado que la familia está muy afectada y ha rechazado hacer velatorio, funeral o cualquier acto público.
Además, ha manifestado que cuando haya permiso por parte del juzgado, los cuerpos de las pequeñas serán incinerados en un crematorio en total intimidad. Tras ello, se desconoce el destino de las cenizas.
La muerte de las dos niñas Amaya, de cuatro años, y Candela, de nueve, se produjo este viernes supuestamente a manos de su padre, que después se autolesionó, aunque recibió el alta hospitalaria pocas horas después.
El presunto parricida, David O.R., de 40 años de edad, estaba separado de la madre de las pequeñas, Rocío V.F., también de 40 años. La pareja tenía la custodia compartida de las pequeñas y el padre tuvo a su cargo a las niñas durante los últimos 15 días y este sábado le tocaba el turno a la madre.