Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cae una red que explotaba sexualmente a niñas de 16 años en una finca

La Policía Nacional ha desarticulado una organización que explotaba sexualmente a menores en una finca del municipio malagueño de Vélez-Málaga y ha detenido a 11 personas como presuntas responsables de los delitos de corrupción de menores, relativos a la prostitución y pertenencia a grupo organizado.

Las víctimas tenían 16 años y eran captadas por la organización sin que sus padres tuvieran conocimiento de la situación de explotación sexual a la que estaban siendo sometidas, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.
El jefe de la banda portaba en su teléfono móvil fotografías de las menores desnudas y las mostraba a los clientes para que eligieran. Tras acordar con ellos el precio por el servicio, que oscilaba entre los 30 y 40 euros, los miembros de la red recogían a la chica seleccionada en su domicilio y la llevaban hasta el lugar donde eran explotadas.
La investigación se inició en el pasado mes de febrero cuando se tuvo conocimiento de que en una casa, ubicada en un paraje de Vélez-Málaga, se podría estar explotando sexualmente a menores de edad. De esta manera, tras realizar varias pesquisas, los agentes comprobaron que había una organización dedicada a esta actividad, y que estaba dirigida por un sujeto que se encargaba de captar a las menores para que ejercieran la prostitución en una finca de su propiedad, alejada del casco urbano.
Los investigadores también identificaron al resto de miembros de la organización, parte de ellos dedicados a labores de vigilancia para alertar de la presencia policial, y otros encargados de trasladar a las jóvenes desde su lugar de residencia hasta la vivienda donde realizaban los servicios sexuales.
Según la Policía Nacional, tras hallar suficientes indicios de la comisión de delitos relativos a la prostitución y corrupción de menores, se desarrolló la fase operativa en la que se procedió a la entrada y registro del inmueble en el que presuntamente eran explotadas sexualmente las menores.
Cuando los agentes accedieron al interior de la vivienda, encontraron a una menor escondida debajo de la cama y comprobaron las pésimas condiciones higiénicas del inmueble. Paralelamente al registro de la vivienda se detuvo a 11 personas implicadas en los hechos, de edades comprendidas entre los 35 y los 75 años.
Una vez cesaban las demandas de los clientes, las víctimas eran conducidas de vuelta a su lugar de residencia sin que sus padres tuvieran conocimiento de la explotación sexual a la que la menor era sometida.
La investigación, que continúa abierta, ha sido desarrollada conjuntamente por agentes del Grupo III de la Ucrif de Málaga y del Grupo de Ucrif de la localidad veleña.
CAMPAÑA CONTRA LA TRATA
Precisamente, la Policía Nacional puso en marcha este jueves la mayor campaña de concienciación en redes sociales y medios de comunicación contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual. 'Con la trata, no hay trato. Denúncialo' es el lema de esta segunda fase del Plan contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual que arrancó el pasado mes de enero.
Con la puesta en marcha de este plan, la Policía Nacional activó la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo trata@policia.es para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos.