Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La 'operación Valley' culmina con 19 detenidos por tráfico de drogas y organización criminal

La Guardia Civil ha culminado la 'operación Valley' con 19 detenidos por delitos de tráfico de drogas y pertenencia a una organización criminal, tras realizar 16 registros domiciliarios En total, se han incautado 1,1 kilogramos de cocaína, 1,5 kilogramos de sustancia de 'corte', 800 gramos de cogollos de marihuana, 600 plantas de la misma sustancia, 800 gramos de de hojas de coca.
La Guardia Civil ha culminado la 'operación Valley' con 19 detenidos por delitos de tráfico de drogas y pertenencia a una organización criminal, tras realizar 16 registros domiciliarios
En total, se han incautado 1,1 kilogramos de cocaína, 1,5 kilogramos de sustancia de 'corte', 800 gramos de cogollos de marihuana, 600 plantas de la misma sustancia, 800 gramos de de hojas de coca.
Además, la Guardia Civil ha confiscado 46.000 euros en metálico, 1.300 gramos de joyas de oro valoradas en 48.000 euros, tres de 2.000 euros, perfumes valorados en 800 euros, dos vehículos de alta gama valorados en 80.000 euros, cuatro escopetas de caza y numerosos aparatos electrónicos.
Según ha explicado el Instituto Armado en una nota informativa, los registros se han realizado en las localidades de Palma, Soller, Puerto de Sóller, Algaida y Sineu.
Los agentes venía investigando a esta organización desde el mes de septiembre del pasado año al comprobar que se dedicaba a la distribución y venta de droga en la localidad de Sóller y las adyacentes.
El grupo estaba perfectamente estructurado y organizado, de forma que los detenidos en Palma además de vender, se dedicaban a aprovisionar de droga a los puntos de venta de Sóller. Igualmente, los puntos de Sineu y Algaida se encargaban del cultivo de marihuana, con una infraestructura muy avanzada para el desarrollo y crecimiento de las plantas en cultivos de interior.
Finalmente, desde la localidad de Sóller se distribuía la droga desde los domicilios registrados además de trasladarse los vendedores allí donde eran requeridos.
En el desarrollo de la fase de explotación de la operación intervinieron un centenar de Guardias Civiles de diferentes especialidades de Balears, liderados por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA).