Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ocho extrañas combinaciones de alimentos que te sorprenderán

Helado con aceite de olivatelecinco.es

Todos conocemos combinaciones extrañas de alimentos que amamos u odiamos, ya que depende de nuestros gustos. Pero seguro que existen mezclas atípicas que no queremos probar porque pensamos que no nos gustarán, pero que tras comerlas nos pueden llegar a sorprender gratamente.

Si eres atrevido y quieres probar nuevos sabores, seguro que estarás dispuesto a dejarte llevar por estas combinaciones de alimentos que promueve SpoonUniversity y que recoge Noticias24.
1. Chocolate con queso parmesano. El amargor del chocolate negro y el salado del parmesano crean una excelente combinación en lo que se convierte en un sabor muy fuerte y agridulce.
2. Helado con aceite de oliva. La gama de helados que existen es cada vez mayor. Aunque los más demandados suelen ser los clásicos, esta mezcla ofrece la posibilidad de dar un punto diferente a, por ejemplo, un helado de vainilla. El aceite de oliva aporta una suave textura y un sabor diferente al helado tradicional.
3. Fresas con crema agria y azúcar. La crema agria no es muy utilizada en nuestra gastronomía, pero en la comida anglosajona se utiliza tanto para productos salados como dulces. En este caso, al mezclar las fresas con la crema y un toque azúcar, obtenemos un alimento fresco, suave y a la vez con un poco de crujiente.
4. Chocolate y chile. Vuelve a aparecer el chocolate, y es que estamos ante un producto que da mucho juego en el mundo gastronómico. El chocolate consigue que el picante del chile se reduzca, por lo que para los que no soportan el picor en exceso puede ser una sensación increíble. Además, puede llegar a ser hasta un afrodisiaco.
5. Beicon y sirope de arce. El sirope de arce, fabricado a partir de la savia del arce azucarero, es uno de los productos más comunes que se utilizan para acompañar a las tortitas. En este caso, estamos dándole un toque salado, con el beicon, al que es un plato completamente dulce. Puede ser un riquísimo desayuno.
6. Mantequilla de cacahuete y curry. Algunos expertos dicen que esta mezcla puede convertirse en adictiva por su excelente sabor. El curry consigue potenciar la crema de cacahuete, mezclando una textura gruesa con la suavidad de la mantequilla.
7. Piña y queso. En España es muy conocida la mezcla de uvas con queso, por lo que la combinación de piña con el producto lácteo puede ser un gran acierto. La diferencia de texturas vuelve a ser fundamental en esta mezcla.
8. Café y limón. Con más zumo de limón o con más café, es una mezcla más que interesante por su sorprendente sabor. Además, según el tiempo que haga se puede decidir tomar frío, con hielo, o caliente, con el café recién hecho.
Café con limón