Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La lucha conjunta de una madre y su hija para lograr una increíble pérdida de peso

La lucha conjunta de una madre y su hija para lograr una increíble pérdida de pesoFacebook TheCherylShawProject

Cheryl Shaw, madre soltera de 51 años, y Tessa, su hija de 19, naturales de Nueva Jersey, EEUU, se han convertido en todo un ejemplo de superación después de compartir con todo el mundo su evolución y progreso en una lucha que decidieron abordar en conjunto: la pérdida de peso. Sus impresionantes resultados han tenido tanta repercusión en la red que su vídeo demostrativo se ha convertido en viral.

Lo que en un principio comenzó como una aventura de futuro incierto, terminó por convertirse en una rutina de esfuerzo, dedicación, sacrificio y también, en última instancia, de diversión y pasión.
Naturales de Mahwah, Nueva Jersey, EEUU, madre e hija pesaban 115 y 80 kilos respectivamente cuando decidieron formar parte del proyecto 'Give it 100', el cual pide a los participantes que lleven a cabo un seguimiento de cualquier tarea rutinaria durante 100 días, haciendo un breve vídeo de evolución diariamente.
Así, como toda historia que lleva tras de sí una extraordinaria pérdida de peso, comenzaron por atajar las dos premisas fundamentales: Cuidar la dieta y hacer ejercicio.
De esta manera, dejaron de lado sus hábitos de consumo de comida basura, abordaron un cambio de actitud y se apuntaron al gimnasio.
"Tessa hacía los desayunos y yo cocinaba toda la comida a lo largo de la semana, así que teníamos todo controlado para no tener excusa en comer sano", explica Cheryl, en declaraciones recogidas por Mirror.
Aunque no fue fácil partir "de no hacer nada de ejercicio, ser inmóvil, y pasar el tiempo tumbada en la cama y viendo la televisión a hacer ejercicio y volver a moverse otra vez", el dúo comenzó a darse cuenta de que en realidad todo su esfuerzo estaba encontrando recompensa.
Al final de los primeros 100 días, Cheryl perdió 19 kilos y Tessa 13. Sin embargo, la aventura no quedó ahí, y solo supuso el comienzo de lo que sería un nuevo estilo y modo de vida.
"Esta es una rutina para toda la vida, no solo para cien días, sino para siempre", explica Cheryl, quien ahora ha perdido más de 31 kilos y practica artes marciales, además de estar apuntadas a distintas clases en el gimnasio y participar en pruebas de 'running' con su hija, a quien no duda en señalar como la verdadera clave del éxito, destacando lo importante que ha sido para ambas recorrer el camino juntas.