Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Denuncia que el mismo al que llamaron "novio ejemplar" es quien la dejó en coma

Denuncia que el mismo al que llamaron "novio ejemplar" es quien la dejó en comaWeibo, red social

Liu Fenghe, de 25 años y natural de China, fue descrito como un héroe y un novio ejemplar en los medios locales después de gastar cerca de 21.834 euros en un tratamiento hospitalario para su novia, que permaneció durante ocho meses en coma tras sufrir una lesión en la cabeza. Ahora, después de despertar, su ya expareja, Lin Yingying, de 22 años, ha confesado que en realidad no lo hizo por amor sino por sentimiento de culpa, puesto que fue él quien la llevó a ese estado después de propinarle una paliza.

Los medios locales de China le han retratado como un héroe después de que gastase unos 21.834 euros en un tratamiento hospitalario para su novia en coma. Sin embargo, Liu Fenghe, de 25 años, ahora ha sido acusado de ser también él mismo el responsable de que ella estuviese en ese estado después de haberle propinado una brutal paliza.
Su pareja, Lin Yingying, de 22, cayó en coma en 2014 y se mantuvo así durante 8 meses después de sufrir una grave lesión en la cabeza.
En este tiempo, los medios han descrito a Liu como un "modelo de novio ejemplar", –según recoge Telegraph–, después de haber conseguido tomar prestado la cantidad de dinero necesaria para afrontar el cuidado que necesitaba su novia.
Pero ahora, después de que se despertara del coma, es ésta quien ha acusado a su expareja de haberle causado las lesiones tras golpearla salvajemente con un rodillo de cocina después de una discusión que podría considerarse trivial si tenemos en cuenta de que se inició por culpa de haber quemado un poco el pan, dado que ambos llevaban en conjunto una panadería en la ciudad de Dalian, China.
Pese a que Lin recuperó la consciencia hace unos 10 meses, no se había decidido a dar el paso de sacar a la luz los hechos que le llevaron a estar postrada en una cama por miedo a una posible represalia por parte de su expareja, a la cual también acusa de haber intentado asaltarla en diversas ocasiones.
Ahora, finalmente ha logrado sacar fuerza para contradecir esa idílica versión que ofrecían los medios y ha relatado cómo, en lugar de permanecer junto a ella y procurar su cuidado por amor, lo hizo en realidad por el sentimiento de culpa que pesaba sobre él después de haber provocado una situación tan dramática como la descrita.