Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Con 12 años, conduce durante 160 kilómetros para visitar a sus abuelos

Imagen archivo: niño conduciendoGtres

Un niño alemán de 12 años echaba tanto de menos a sus abuelos que decidió coger el coche de su padre y conducir más de 160 kilómetros para hacerles una visita y poder darles un beso. Por suerte, el niño no sufrió ningún tipo de accidente y fue al poco de desaparecer que los padres notificaron a la policía la ausencia del menor.

La distancia en algunos casos hace muy difícil la ausencia de los seres queridos, eso es lo que le pasó a un niño alemán de 12 años quien echaba tanto de menos a sus abuelos que decidió coger el coche de su padre y conducir 160 kilómetros para ir a visitarlos.
El niño, únicamente acompañado de un amigo, condujo por la autopista durante casi dos horas hasta llegar a casa de sus abuelos y por suerte no se produjo ningún incidente.
Según afirma el diario Metro, los padres comunicaron a la policía la desaparición de su hijo al poco tiempo de que este emprendiese camino.
Una vez en casa de los abuelos, llamaron a los padres, quienes permitieron que se quedase a dormir con la condición de no volver a coger un coche hasta que cuente con el carnet de conducir.