Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se convierte en el 'niño diablo'... por unos meses

Niño con cuernoscuatro.com

Durante los cuatro meses que tuvo cuernos, el pequeño sufrió toda clase de burlas

Desde que nació, el pequeño George Ashman se ha tenido que enfrentar a las burlas constantes por una marca roja brillante que tenía en la frente, un hemangioma marca de nacimiento. A los cinco años, su madre ha querido poner fin a los insultos y comentarios crueles de los compañeros y ha decidido someter al niño a una operación quirúrgica que le estiró la piel de la frente consiguiendo que la mancha desapareciera. Pero hasta que esto ocurrió, George ha sufrido otro tipo de burlas e insultos.
Los médicos insertaron al niño bajo la piel de la frente dos expansores de tejido que al inflarse poco a poco y estirar la piel, que era el efecto buscado en el hospital, hacía que pareciese que George tuviese cuernos.  A los cuatro meses, los implantes fueron retirados y a mancha que afeaba la linda cara del pequeño desapareció. Ahora, George se asemeja más a Harry Potter porque el único rastro que queda en su cara es una cicatriz.
Tras lo vivido, la madre de George se muestra orgullosa. Cuenta en el diario 'The Sun', que la primera vez que vio los implantes se quedó sin palabras. "Eran más grandes de lo que me esperaba" y al colocarse a ambos lados de la cabeza "parecían unos cuernos" que hacían que su pequeño bebé con cara de ángel pareciese un diablo. "Igualito que Frankestein", añade. 
Pero, ahora se muestra contenta de haber tomado la decisión porque el resultado es impecable solo tiene una pequeña cicatriz y George se muestra feliz en el colegio con sus amigos.