Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Con 5 años necesita miles de calorías al día para dar energía a su cuerpo

niña espástica,enfermedad,consumo calorías,Ruby-Leigh Jackson,parálisis cerebralcuatro.com

Ruby-Leigh Jackson sufre parálisis cerebral y su cuerpo exige el doble de la energía para realizar tareas simples. La niña de cinco años tiene que consumir miles de calorías al día para proporcionarle a su organismo la energía necesaria. La pequeña, que usa un andador, necesitaría una  operación para mejorar sus condiciones de vida.

Ruby-Leigh Jackson, que nació en Nueva Jersey, con parálisis de cerebral, sufre diplejía espástica, una rara condición que provoca espasmos y movimientos involuntarios constantes en sus piernas, según publicó el periódico online Hull Daily Mail.
La pequeña que solo puede moverse con un andador necesita consumir diariamente miles de calorías para sostener la actividad de sus miembros inferiores y por las altas exigencias de energía de su cuerpo, que necesita trabajar cinco veces más para realizar tareas simples.
Su madre, Lorah Battams, así lo cuenta: "Ella no engorda, porque gasta cinco veces más energía que una persona normal".
Ruby-Leigh Jackson necesita una operación para que pueda caminar. Por ello su familia está tratando de reunir los poco más de 50.000 euros para la intervención  a la que tendrá que someterse antes de la adolescencia para evitar terminar en una silla de ruedas.
La operación tendría que hacerse antes de que los huesos y los músculos de Ruby - Leigh crezcan, y tenga posibilidades de recuperar su movilidad y conseguir caminar.
El daño cerebral y la parálisis espástica hace que su equilibrio sea muy inestable sobre sus pies, por lo que tiene que moverse con un andador o un silla de ruedas para paseos más largos.
Sin embargo, su madre, cuenta que "la niña es feliz y siempre está sonriente".
Ella espera poder reunir el dinero para que Ruby-Leigh Jackson pueda ser una niña 'normal', aunque no le gusta esta palabra, pero para la madre 'normal' sería que su hija pueda "jugar en el patio con sus amigos , saltar en el trampolín , andar en bicicleta y hacer todas las cosas que sus amigos hacen".