Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La obsesión por lo nuevo tiene nombre: Neofilia

Hay gente que no puede evitar tener el último modelo de todo lo que sale en tecnología. Hacen colas por conseguir el último modelo de teléfono o de ordenador. Se obsesionan con lo nuevo y se llama neofilia, una enfermedad que en los últimos tiempos es más común de lo que imaginan. A las personas que la sufren no les importa hacer colas interminables, viajar a lugares lejanos o pagar un dineral con tal de conseguir el último modelo de algún objeto, sea un móvil, un videojuego o un libro. La obsesión se suele alimentar con presentaciones que parecen cumbres internacionales, en las que presumen de sus novedades. No sabemos si es ansia colectiva, o locura inyectada a través del marketing. La pregunta eterna: "lo necesitamos, o nos dejamos convencer de que lo necesitamos".