Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dulzura extrema, un gato masajea la cabeza de un perro hasta dejarle dormido

Tras una agotadora actividad, no hay nada mejor que un buen masaje. Lo curioso de este vídeo es que los protagonistas son un perro y un gato. Las imágenes hablan por sí solas, el minino masajea dulcemente la cabeza de su compañero de piso. Un masaje que le deja tan relajado que el can acaba completamente dormido.