Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere de un disparo cuando mantenía sexo en una furgoneta estacionada

Muere de un disparo cuando mantenía sexo en una furgoneta estacionadaREUTERS

El cuerpo sin vida de Ladontes Miller, de 34 años, fue encontrado por la policía de North Charleston, en Carolina del Sur, Estados Unidos, después de que recibiese un disparo cuando estaba manteniendo sexo en un vehículo con una amiga que, presuntamente, "estaba drogada" y sería "conocida por ejercer la prostitución". El sospechoso habría huido del lugar del crimen inmediatamente.

La policía de North Charleston, en Carolina del Sur, Estados Unidos, se encuentra investigando las circunstancias que rodean a la muerte de un hombre que habría sido asesinado mientras mantenía sexo con una amiga en un vehículo estacionado.
La primera alerta la recibieron las autoridades la noche del pasado viernes, después de que reportaran un tiroteo cerca de una residencia en la avenida St Johns Avenue.
Cuando los agentes llegaron al lugar, encontraron el cuerpo sin vida de Ladontes Miller, de 34 años, sobre el volante del vehículo.
Agachada, detrás de la puerta del conductor, con la cara, las manos y su vestido ensangrentado, se encontraba una mujer, que fue quien contó a la policía que la víctima y ella estuvieron teniendo sexo cuando de repente alguien se aproximó a la furgoneta donde se encontraban y realizó un único disparo.
Tras ello, el sospechoso habría huido rápidamente del lugar en un turismo.
Según consta en el informe policial, la mujer sería conocida por ejercer la prostitución y “no fue capaz de decir cuántos sospechosos habría”.
“La mujer afirmó que había fumado crack (derivado de la cocaína). Como resultado, tenía problemas para seguir mis preguntas con una lucidez mental apropiada”, escribió un agente en el informe.
Según varios testigos, intentaron ayudar a la mujer a salir de la furgoneta después del tiroteo, pero se negó a salir. Además, señalaron que, presuntamente, había consumido drogas en la parte trasera del vehículo también cuando el cuerpo, ya sin vida, de Miller se encontraba frente a ella.
La policía, como informa New York Daily News, intenta aún esclarecer el suceso.