Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere una niña de siete meses después de que su padre la olvidara en el coche

DL_a00565163_264Gtres

Los hechos sucedieron en la localidad de Tipperary, al sur de Irlanda. Paul Fogarty, el padre de la pequeña, se disponía a llevar a su hija a la guardería de camino al trabajo cuando se despistó y fue directo al trabajo, dejando a  la pequeña más de cuatro horas en un coche que alcanzó los 25 grados.

Según informa Irish Mirror, se sospecha que el bebé pudo morir a causa de un golpe de calor, ya que en el interior del vehículo se cree que se llegaron a alcanzar los 25 grados. La pequeña, que estuvo atada a su silla dentro del vehículo aproximadamente unas cuatro horas falleció horas después en el hospital de la Universidad de Limerick.
Paul Fogarty confesó a la policía que había metido a su hija en el coche poco después de las 8 de la mañana y que había planeado dejarla en la guardería antes de que él entrara a trabajar. En el camino, el padre principiante se descuidó y fue directo al trabajo, olvidando que la pequeña se encontraba aún en el asiento trasero del vehículo.
Pocas horas después la pequeña Chloe, de tan solo siete meses, fue encontrada inconsciente en uno de los días más calurosos del año, cuando en todo el país se llegaron a alcanzar los 25 grados.
El bebé fue trasladado en ambulancia aérea al hospital de Limerick, pero no pudieron hacer nada para salvar a la pequeña, quien falleció horas después.
Louise y Paul, padres de la pequeña llevaban casados tan solo un año, y Chloe era su primera hija. Ambos planeaban mudarse a una casa más grande en las inmediaciones de pueblo donde vivían.
La tragedia ha marcado a la ciudad de Tipperary, que trata el suceso como un accidente. Roger Kennedy, concejal de la localidad, confesó al medio inglés “es una tragedia horrible. Hay una tristeza total aquí”, lamentó. La pareja son personas conocidas en el municipio ya que según sus habitantes, son personas muy involucradas con la comunidad.