Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las siete antiguas modas que han resultado mortales

corsé Kate Winslet Titaniccuatro.com

A lo largo de la historia se han popularizado vestimentas que, en algunos casos, han producido graves problemas de salud e incluso han precipitado la muerte. Tintes con productos altamente tóxicos o prendas inadecuadas para la anatomía protagonizan la lista de las siete modas mortales. 

Algunas de estas modas se llegaron a considerar verdadero signo de distinción y se popularizarone entre las clases sociales altas. Otras se construían con la base de nuevos productos químicos que se iban descubriendo y se desconocía hasta qué punto su uso podía resultar altamente tóxico en incluso mortal. Según recoge la publicación Mundo TKM, esta es la lista de las siete modas que han causado graves y peligrosos problemas de salud. 
1. El corsé. Durante siglos, la 'cintura de avispa' se ha considerado signo de distinción y femineidad. Lo que entonces se desconocía es que el corsé demasiado apretado oprime y deforma las costillas, órganos vitales, provoca problemas respiratorios y disminuye la fertilidad. Lo peor de todo esto es que para solucionar algunos de estos problemas no se aflojaba el corsé, sino que usaban frascos de sales especiales. 
2. Polvo blanco. Durante el Barroco, se enfatizaba el color blanco de la piel -que era signo de clase social alta- se usaba un polvo especial elaborado a base de plomo. Ello provocaba un lento envenenamiento de quien lo usaba. Se cree que esta es la causa de la muerte de la reina Isabel I de Inglaterra. 
3. Vestidos verdes. El tinte verde se obtenía empleando arsénico. La excepcionalidad de este color en el vestuario lo hacía muy apreciado en la época victoriana. Al llevarlo, el veneno podía ser absorbido por la piel y producir una grave intoxicación e incluso la muerte. 
4. Manicura fluorescente. A principios del siglo XX, el radio se usó en la producción de pintura luminosa para relojes de mano, y se aprovechó para el lacado de uñas y adorno de peinados, donde producía un efecto de fluorescencia. El radio, un elemento radiactivo, causó graves estragos en las mujeres que lo emplearon. 
5. Crinolinas. También conocido como miriñaque, era el armador que se empleaba para abultar exageradamente las faldas en el siglo XIX. Pero su uso también encerraba un curioso peligro. Cuando accidentalmente se quemaba este tipo de falda, causaba graves heridas en su portadora ya que apagarlo no resultaba fácil ni rápido. 
6. Belladona. Las damas italianas se echaban gotas de belladona en los ojos para hacerlos más lánguidos. Las pupilas se dilataban y la mirada adquiría un brillo especial, pero los efectos secundarios eran la intoxicación aguda e incluso la ceguera. 
7. Calcetines rojos. Durante el siglo XIX, se popularizó el uso de calcetines de colores brillantes. El rojo era uno de ellos, el cual se preparaba con un colorante que, en contacto con el sudor, producía graves quemaduras de la piel. Afectaba sobre todo a personas con alto pH.