Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cota de nieve baja mañana a 300 metros en el litoral sureste, con aviso rojo en Valencia y Alicante

Este 18 de enero es el día más frío en lo que va de año, aunque las temperaturas se irán recuperando a partir del viernes
La cota de nieve se situará este jueves, 19 de enero, en torno a los 300/500 metros en provincias litorales del sureste peninsular y se extenderá paulatinamente hacia las zonas limítrofes, con aviso rojo (riesgo extremo) por nevadas desde este 18 de enero en Valencia y Alicante, una situación que también se repetirá este 19 de enero, según ha adelantado a Europa Press la portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Ana Casals.
La portavoz ha añadido que también se esperan acumulaciones de nieve de hasta 25 centímetros de espesor en 24 horas en áreas del sur de Valencia y del norte de Alicante, aunque también serán importantes las acumulaciones de nieve en otras zonas de la Comunidad Valenciana y Murcia, este de Castilla-La Mancha y norte de Almería. La cota de nieve se prevé que ascienda hasta situarse en torno a los 600/800 metros.
Casals ha hecho estas declaraciones con motivo del aviso especial emitido por la AEMET por un 90% de probabilidad de nevadas en el sureste peninsular y áreas próximas de Castilla-La Mancha, Aragón y Comunidad Valenciana desde este jueves 19 de enero al viernes, 20 de enero.
Así, ha detallado que, durante este miércoles y este jueves, el anticiclón centrado sobre Alemania y la baja mediterránea centrada entre Cerdeña y Sicilia continúan favoreciendo la entrada sobre la Península de una masa de aire polar de origen continental, más seca y fría, responsable de la ola de frío con heladas que se está registrando en casi toda la Península, con excepción de las zonas litorales.
Por este motivo, se espera que este 18 de enero sea el día más frío del episodio, con temperaturas máximas que no superarán los 5ºC en buena parte de la Península. En las zonas de montaña, las temperaturas mínimas estarán por debajo de -10ºC y podrán bajar de -15ºC en puntos de los Pirineos y del Sistema Ibérico. En este punto, ha destacado los valores mínimos que se han alcanzado en Benasque (-17,2ºC), Navacerrada (-14ºC), Molina de Aragón (-13ºC), Aranda del Duero (-9,9ºC), Alcalá de Henares (-8,2ºC), Alcañiz (-7,9ºC) o Albacete (-7,4ºC), entre otros.
La portavoz ha explicado que la situación en esta zona de la Península obedece al flujo de aire polar que está adquiriendo, desde ahora, una mayor componente este y, por tanto, es lo suficientemente húmedo para propiciar en Baleares y el sureste peninsular las precipitaciones, que se esperan en forma de nieve en cotas muy bajas y ocasionalmente al nivel del mar en dichas zonas, que subirán ligeramente la cota de nieve a medida que avance la tarde. "La sensación térmica es de mayor frío por el viento y la humedad, no es un frío seco", ha aseverado Casals.
Como fenómeno significativo, ha indicado que la AEMET ha activado este miércoles el aviso rojo por nieve en el interior sur de Valencia, así como en el interior y litoral norte de Alicante. Por su parte, el resto de la Comunitat se sitúa en nivel naranja.
Asimismo, según ha informado el 112 Comunitat Valenciana en su cuenta de Twitter, se mantiene la preemergencia por fenómenos costeros en el litoral de Valencia, Castellón y Alicante por olas de tres metros con viento del noreste.
La AEMET ha destacado que la fase más intensa de la ola de frío se va a registrar a partir de la próxima noche. Para este jueves, se esperan precipitaciones persistentes, sobre todo en el sur de Valencia y norte de Alicante y no se descarta que tengan intensidad fuerte.
De cara al viernes 20 de enero, Casals ha señalado que se prevé que las temperaturas se suavicen y que se produzca un ascenso significativo de la cota de nieve, por lo que remitirán las nevadas en las zonas litorales pero podrán extenderse hasta otras zonas del centro peninsular.
Para el sábado 21 de enero, se iniciará el desplazamiento de las precipitaciones desde el interior hacia el litoral mediterráneo y Baleares, por lo que tenderá a remitir la situación de nevadas.
CONSEJOS POR EL TEMPORAL
Mientras, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, de acuerdo con las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) mantiene la alerta por la ola de frío que viene afectando prácticamente a toda la Península y por nevadas en zonas del sureste penínsular, que podrán ser más intensas en Alicante y Valencia. También se prevé temporal marítimo en las costas de Gerona y Baleares, así como en el litoral levantino.
Por ello, Protección Civil y Emergencias mantiene activado el Protocolo de Coordinación de actuaciones de los órganos de la Administración General del Estado ante nevadas y situaciones meteorológicas extremas que puedan afectar a la red de carreteras del Estado, en fase de alerta.
Además, con carácter general, Protección Civil y Emergencias recomienda a los ciudadanos que se protejan y extremen las precauciones ante los riesgos derivados de temperaturas extremas por frío, con especial atención a los colectivos más vulnerables, por lo que aconseja estar informado a través de los medios de comunicación y seguir las recomendaciones.
En concreto, ante la previsión de nieve, recomienda que, si es imprescindible viajar por carretera, hay que llevar cadenas o neumáticos de invierno, ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de hielo, además de informarse de la situación meteorológica y el estado de las carreteras, extremar las precauciones, revisar el vehículo y atender las recomendaciones de Tráfico.
También aboga por revisar los neumáticos, anticongelante y frenos; y tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina, así como llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y/o cargador de automóvil.
En caso de estar atrapado en la nieve, se aconseja permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo.
En caso de quedarse aislado y necesitar ayuda, pide no intentar resolver la situación por uno mismo, tratar de informar de este hecho y, salvo que la situación sea insostenible, esperar asistencia.
Ante vientos costeros, si se encuentra en zonas marítimas, aconseja alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes. Se recomienda también evitar estacionar los vehículos en zonas que puedan verse afectadas por el oleaje y recuerda que, en estas situaciones, el mar adquiere condiciones extraordinarias. Por último, pide no poner en riesgo la vida por captar imágenes del fuerte oleaje.