Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallan un mensaje dentro de una botella que fue lanzada al mar hace 101 años

Hallado 101 años después un mensaje lanzado al mar en una botellaInformativos Telecinco

El Museo Marítimo de Hamburgo ha informado que la botella encontrada a finales del mes de marzo es auténtica y fue lanzada al mar hace 101 años. La investigación ha determinado que un berlinés, Richard Platz, lanzó el mensaje al Mar Báltico pidiendo a quien la encontrara que la hiciera llegar a su casa.

Fue Konrad Fischer, un pescador alemán de Heikendorf, quien encontró la botella con el mensaje. Explica que la botella quedó atrapada en las redes de pesca.
"Al principio no me di cuenta de que había algo en su interior, pero a pesar de ello, no me deshice de la botella porque era muy bonita", manifestó Fischer.
"Cuando la miramos con más detenimiento, un compañero comentó que había algo en su interior", afirmó el pescador. Relata que pudo sacar la nota con un cable. Konrad Fischer declaró que no es la primera vez que pesca objetos extraños, pues en una ocasión descubrió un cadáver en alta mar.
Miembros del Museo Marítimo de Hamburgo afirman que no es posible leer qué es lo que pone en el mensaje ya que "está escrito con una caligrafía alemana popular en 1911 y las letras están descoloridas por la luz". Lo único que se puede leer en el reverso es el año 1913 y la dirección postal.
Se conoce que el remitente era un berlinés llamado Richard Platz. "Probablemente esperaba que alguien en Alemania encontrara la botella y le enviara la postal", indicó Fischer, quien hizo llegar el objeto a su destino final.
La bisnieta del remitente, Angela Erdmann se emocionó cuando recibió el mensaje: "Era increíble, las lágrimas empezaron a rodar por mis mejillas", agregó.
Hasta ahora, el mensaje en una botella más antiguo conocido había estado en el mar durante 98 años.