Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los menores llegan a sentirse culpables de los problemas de los padres

Ansiedad, miedo o inseguridad…es lo que provocan situaciones como la vivida ayer por los hijos de Isabel, que fueron llevados por la fuerza con su padre en medio de un gran despliegue policial y ataque de nervios de su madre. Ver a los padres enfrentados es duro para los menores y empiezan a pensar que ellos son responsables de la situación. Y los daños psicológicos se ven también en la edad adulta, ya que muchos rechazan el matrimonio o la idea de tener hijos. Ahora al padre que se ha llevado a sus hijos a México le espera un largo trabajo: darle la vuelta a su propia imagen por su bien y por el de sus hijos.