Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los mejores destinos para aliviar el síndrome postvacacional y perder algunos kilos

Étretat, Franciacuatro.com

En septiembre llega el estrés posvacacional y, en muchos casos, los kilos de más acoplados gracias a las largas sesiones de sofá y relax del periodo estival. Por eso ya nos planteamos los siguientes destinos y, a ser posible, que tengan alguna actividad física relacionada que nos ayude en la lucha contra los nuevos michelines. Estos son algunos de los parajes que más se adaptan a la mezcla de turismo y deporte:

Étretat (Francia)
Situado en las costas de Normandía, este pequeño pueblo que encandiló a decenas de pintores durante siglos tiene multitud de actividades acuáticas en las que zambullirte en sus aguas. Además, las formaciones rocosas que le caracterizan lo hacen ideal para los amantes de la escalada.
Étretat, Francia
Hall's Gap (Australia)
El Parque Nacional Grampians, en Victoria, es una de las joyas de la naturaleza que nos ofrece Australia. Un territorio que se puede atravesar caminando, escalando o en kayak. Desde el mirador de Boroka se puede apreciar prácticamente la totalidad del parque y apreciar sus valles y montañas, hogar de los aborígenes.
Aviemore (Escocia)
Situado en las Highlands escocesas este paraje es el ideal para el viajero que se quiere perder en sus pensamientos. La mejor manera de disfrutar del imponente y austero paisaje es caminado o en bicicleta mientras se disfruta de sus prados y lagos.
Aviemore (Escocia)
Alishan (Taiwan)
Lugar donde se han producido algunos de los mejores tés del mundo desde tiempo inmemoriales, los bosques y los ríos que pueblan la región permiten llevar a cabo maravillosas rutas de senderismo disfrutando de las vistas privilegiadas que ofrece este pequeño rincón de Asia.
New Plymouth (Nueva Zelanda)
El destino ideal para todo el mundo, tanto si te gusta la playa como la montaña. Su clima soleado permite que se pueda disfrutar de sus costas haciendo surf durante casi todo el año, y el volcán durmiente Taranaki, que corona el pueblo hará las delicias de los amantes del senderismo.
New Plymouth (Nueva Zelanda)
Cradle Mountain (Tasmania)
Esta pequeña isla de Oceanía ofrece a sus viajeros la posibilidad de disfrutar de uno de los paisajes más únicos del mundo gracias a la vegetación autóctona y la formación de sus montañas.
Torres del Paine (Chile)
Este Parque Nacional ubicado en la patagonia chilena está coronado por unas imponentes torres de granito que transmiten hasta que punto la Naturaleza puede llegar a ser de virulenta. A pesar de ser un sitio extremadamente despoblado hay muchos sitios donde hospedarse en los que te indicarán cuál es la mejor manera de recorrer el campo: a pie, en bicicleta o a caballo.
Torres del Paine, Chile
Alto Paraíso de Goiás (Brasil)
Este enclave en lo más profundo de la jungla brasileña alberga miles de especies de aves y animales autóctonos muy peculiares de los que disfrutar paseando por sus bosques únicos o viajando por sus ríos.
Cassis (Francia)
La costa azul es el lugar donde miles de europeos deciden pasar sus vacaciones de sol y playa y hacer algún que otro dispendio en sus lujosas tiendas. Sin embargo, este pueblo porteño ofrece al visitante una oferta muy diferente en la que la tranquilidad es la máxima. Recorrer sus playas o navegar con un kayak hasta llegar a sus calas es una magnifica idea para no volverte loco con la vuelta a la rutina.
Cassis, Francia
Gerês (Portugal)
El Parque Nacional Peneda-Gerês es el único que tiene nuestro país vecino. Es un precioso enclave lleno de cascadas y ruinas antiguas entre las que destaca sus calzada romana o sus tumbas megalíticas. Un sitio estupendo para pasar unos días en la naturaleza.