Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Solidaridad en forma de maratón

Daniel transmite energía y optimismo. La energía y el optimismo con los que él y su mujer combaten la leucemia de su hija Isabel, de 20 meses. En junio del año pasado, él le donó su médula. Un día le explicará por qué la llevó a correr el maratón de Madrid: para recaudar fondos para la investigación de esta enfermedad que afecta a muchos niños como ella. En España cada día muere un niño a causa del cáncer, y se dedica menos de un euro por persona a su investigación. Hoy más de 31.000 corredores han desafiado a la lluvia. Muchos de ellos por causas solidarias. Otros, con motivaciones personales. Otros muchos, por el simple placer de correr. 42 km de sacrificio, zancadas y zancadas de esfuerzo... Y al cruzar la meta, el orgullo de haber resistido hasta el final. Y ganas de repetir en un maratón popular cada año más multitudinario.