Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El maquinista identifica al interventor de Renfe como la persona que lo llamó

El maquinista Francisco José G.A. ha identificado al interventor de Renfe que viajaba en el Alvia descarrilado el pasado miércoles como la persona que lo llamó instantes antes del descarrilamiento para darle indicaciones sobre la vía donde tenía que parar al llegar a Pontedeume (La Coruña), según ha informado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). La llamada, según ha reconocido el interventor, Antonio Martín Marugán, en conversación con el diario El País, estaba justificada por la bajada en dicha estación de una familia con hijos. Responsables del Sindicato de Maquinistas ya han dejado claro que el que llame el interventor al maquinista en pleno trayecto "puede ser motivo de cogerlo".

El maquinista del tren siniestrado, en el que fallecieron 79 personas, se presentó voluntariamente en la mañana de este miércoles en el Juzgado de Instrucción número tres de Santiago, acompañado de su letrada. Su nueva declaración se produce después de que en su testimonio del pasado domingo hubiese reconocido que sufrió "un despiste" que le hizo no ser consciente del tramo exacto de vía en el que estaba, una comparecencia ante el juez en la que no aludió a esta llamada telefónica.

En su declaración de este miércoles ante el juez Luis Aláez, el conductor del tren siniestrado ha puntualizado que no estaba hablando en el momento de la salida de vía, sino que había colgado segundos antes. Francisco José G.A. ha dicho que la conversación con el interventor de Renfe se produjo minutos antes del accidente y que se centró en la vía donde tenía que parar al llegar a Pontedeume (La Coruña), una parada anterior al destino final del convoy, que era en Ferrol.

En declaraciones al diario El País, el interventor del tren Alvia de Santiago, Antonio Martín Marugán, ha reconocido, la secuencia de los hechos. También que ocultó en un primer momento está llamada para no perjudicar al maquinista con el que mantiene una relación de amistad. Según su relato, se pusó en contacto con Francisco Garzón para darle indicaciones sobre la vía donde tenía que parar al llegar a Pontedeume (La Coruña) ya que una familia con hijos se apearía en esa estación.

Según han informado a Europa Press fuentes de la investigación, la Policía ya había hecho indagaciones que centraban la autoría de la llamada desde dentro del propio tren y había preguntado por la conversación telefónica a testigos que se creía que podrían haber presenciado la conversación.

No obstante, en las declaraciones que habían sido tomadas al interventor del convoy, A.M.M., éste no había informado de que hubiese  mantenido contacto telefónico con Francisco José G.A. en los instantes previos al accidente y, según consta en el atestado policial, al que ha tenido acceso Europa Press, se limita a decir que no tuvo sensación de velocidad y que había perdido el listado de pasajeros en el accidente.

Cajas negras

La llamada fue realizada al móvil corporativo de Francisco José G.A., que se está buscando porque se extravió en el siniestro. No obstante, las cajas negras del convoy, cuya información fue volcada este martes, recogen la conversación en la que el interventor le pregunta al maquinista cómo va, a lo que él responde que están llegando y entonces recibe una indicación de su interlocutor sobre la vía que debe tomar.

Según las primeras conclusiones de la comisión judicial que este martes pudo escuchar el audio almacenado en las cajas negras, del contenido de la conversación y por el ruido de fondo, el TSXG cree que parece que el maquinista consulta entonces un plano o algún documento similar en papel.

El maquinista que condujo el Alvia accidentado el pasado miércoles entre Medina del Campo (Valladolid) y Orense, y que luego prosiguió el viaje como pasajero en el tren, declaró ante la Policía Judicial que tienen prohibido hacer uso de ningún dispositivo que suponga distracción, aunque sí pueden emplear el teléfono corporativo por motivos de servicio y por tiempo imprescindible.

Dentro de esas testificales también se tomó testimonio al vigilante de seguridad que prestaba servicio de vigilancia a bordo del tren y quien en el momento del siniestro acompañaba al interventor, como este mismo refiere en su testimonio. El vigilante señaló en su declaración que "la velocidad era más elevada que en otras ocasiones".

El TSJG aclara en un comunicado que el maquinista, que se encuentra desde el pasado domingo en libertad imputado por 79 delitos de homicidio, tantos como víctimas mortales provocó el siniestro, y por una pluralidad de delitos de lesiones, podrá declarar cuantas veces quiera. El juez Luis Aláez, que ha suspendido sus vacaciones para centrarse en la investigación de este caso, recibirá inmediatamente su declaración si tuviese relación con la causa.

El Sindicato de Maquinistas lo ve "motivado"

Por su parte, Jesús García Fraile, secretario general del Sindicato de Maquinistas (Semaf) ha explicado este miércoles que los conductores de trenes usan el teléfono corporativo "de manera excepcional" y considera que el que llame el interventor "puede ser motivo de cogerlo".

García Fraile ha manifestado que la llamada de un interventor suele ser para aportar información "que tenga que ver con la labor profesional".

"El interventor le puede llamar por muchos motivos: por una persona a la que le ha pasado algo, porque ha visto algo anómalo en el tren... por mil motivos", ha sostenido el secretario general del Semaf.

En este sentido, ha insistido en que están "limitadas" las llamadas, pero ha reiterado que si un interventor telefonea a un maquinista puede ser "para recibir una información importante".

Preguntado sobre si es normal que un maquinista consulte un plano o un documento en marcha, García Fraile ha puntualizado que "se puede llevar un tren y hacer una consulta" porque llevan "un libro de itinerario". Al respecto, ha comentado que consultarlo "es la única forma de saber la velocidad" adecuada para cada tramo.

Foto: ©Pablo Blazquez/ Getty Images