Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El entorno del menor asesinado en Torrevieja sabía que era maltratado y no se denunció

Alfonso apuñaló al hijo de su pareja justo cuando la Guardia Civil abría la puerta de su casa. Silvia, la madre, les había llamado desde una cabina, porque su pareja le había pegado. El detenido está custodiado en el hospital después de que se autolesionara con el cuchillo con el que supuestamente mató al niño de 10 años. En su entorno todo el mundo habla de que es un hombre violento, que había maltratado a otras parejas. De hecho tiene 4 denuncias por maltrato. La primera en 2003 y por ella cumplió siete meses y medio de cárcel. La última en 2011 cuando fue condenado por amenazas y cumplió con 22 días de trabajo en beneficio de la comunidad. Penas que no sirvieron para que Alfonso abandonara la violencia sino todo lo contrario.