Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mujer de 44 años se suicida deprimida por el resultado de una cirugía estética

Victoria Meppen -WalterFacebook

Una mujer de 44 años se quitó la vida después de sufrir una depresión tras someterse a una cirugía estética. El cuerpo de Victoria Meppen -Walter, maestra, casada y con una hija, fue hallado cuatro días después de su muerte en una habitación de su casa convertida en trastero. Su marido y su hija fueron detenidos y posteriormente puestos en libertad al descubrir las notas que dejó en las que explicaba su decisión.

Victoria Meppen-Walter  sufría de depresión, después de someterse a un procedimiento para eliminar varios lunares de su frente en 2011.
El pasado 1 de septiembre, el cuerpo sin vida de la maestra, que compartía la casa con su marido de 64 años y su hija de 24, fue encontrado. Habían pasado dos días desde que la familia la diera como desaparecida, según ha publicado el tabloide británico The Mirror.
El cadáver fue hallado en una antigua habitación de invitados, convertida en trastero y llena de basura, de acuerdo con el informe de la policía.
En un primer momento, el marido, la hija y un amigo de esta fueron arrestados bajo la sospecha de asesinato pero tras ser interrogados fueron puestos en libertad.
Victoria Meppen -Walter se había sometido a un tratamiento de cirugía estética para eliminar los lunares de su frente y siempre sintió malestar físico y emocional. Además de percibir que nadie le prestaba atención a su estado, ni la escuchaba.
El marido explicó a los medios que  su esposa no podía más debido a la presión, a la ansiedad". Tenía intención de emprender acciones legales contra la clínica estética. Le había hablado de quitarse la vida, pero el hombre no la creyó.
"Ella decía que tenía hormigueos detrás de los ojos y no estaba contenta con la forma en que había quedado", contó su marido, casado con ella  durante 17 años.
"Su aspecto era importante para ella, al igual que para muchas mujeres, pero a veces no apreciamos lo grave que es una depresión hasta que es demasiado tarde", dijo el hombre.
Victoria había desaparecido hacia cuatro días cuando su hija vino a acompañar a su padre. Cuando llegó la hora de dormir fueron a buscar unas sábanas y descubrieron que la habitación que no usaban desde hacía tiempo estaba cerrada con llave.
Entraron por la ventana y encontraron a la mujer muerta. "Después me detuvieron por asesinato", dijo el hombre.
La autopsia no pudo establecer la causa de muerte y la familia espera los resultados de otras pruebas de toxicología que estarán en las próximas semanas.
Un portavoz de la clínica donde Victoria Meppen-Walter se sometió al tratamiento estético lamentó la muerte de la mujer y aseguran que su tratamiento fue del más alto nivel. Asimismo, explicó que sus especialistas expresaron en 2011 al médico de cabecera de la mujer su preocupación por su estado mental.
La policía, por su parte, informó que hay una investigación abierta y en curso sobre la muerte de Victoria Meppen-Walter.