Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ayuntamiento denunciará al empresario del Madrid Arena por mentir sobre las entradas vendidas

El Ayuntamiento de Madrid interpondrá una denuncia contra Miguel Ángel Flores, promotor de la fiesta de Halloween organizado el pasado miércoles en el Madrid Arena. El consistorio emprenderá acciones legales ante el Juzgado de Instrucción que instruye la causa por considerar que ha mentido sobre el número de entradas vendidas y el aforo de la instalación. Flores, por su parte ha responsabilizado al Ayuntamiento de ser el garante de la seguridad del evento.

Esta decisión del Consistorio se produce después de que el magistrado instructor de las diligencias previas incoadas por los hechos acaecidos en el pabellón Madrid Arena haya afirmado, a través de un comunicado remitido por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que el informe policial señala que el aforo estaba "sobradamente sobrepasado".
Dicho informe, en poder del juzgado, apunta como posible causa de los hechos es que, instantes antes de producirse el fatal desenlace, "un número indeterminado pero muy importante de personas, que se encontraba haciendo botellón, saltándose los tornos y sin ningún título de entrada, tomó al asalto el recinto coincidiendo con el inicio de la actuación del DJ estrella de la velada".
En un comunicado, el Ayuntamiento ha anunciado, además, que Madrid Espacios y Congresos va a emprender acciones legales contra el promotor del evento, organizado por Diviertt, al haber "mentido" en los datos inicialmente facilitados sobre el número de entradas vendidas y el aforo real.
El empresario Miguel Ángel Flores responsabiliza al Ayuntamiento de los problemas de seguridad
La empresa organizadora de la fiesta de Halloween ha publicado un comunicado en el que responsabiliza al Ayuntamiento de Madrid de garantizar que el recinto Madrid Arena reunía las condiciones técnicas y de seguridad necesarias para celebrar eventos como el Thriller Music Park Madrid Arena.
En opinión del ente, propiedad del empresario Miguel Ángel Flores, es el Consistorio quién tiene que velar porque se cumplan estos requisitos.
Sobre el aforo negó que sean ciertas las cifras de asistentes que se están publicando y asegura estar "realizando las debidas comprobaciones".
PROTOCOLO DE SEGURIDAD
Asimismo, señala que "la Delegación de Gobierno, los técnicos de Madrid Espacios y Congresos y los responsables de Seguriber, inspeccionaron el recinto, conforme al protocolo de seguridad exigido para la celebración del evento y autorizaron de su celebración".
En cuanto al orden público, Diviertt señala que corresponde a la Policía Municipal garantizar "el orden público y la seguridad en los aledaños del recinto donde se produjo un botellón multitudinario, en el que participaron jóvenes de todas las edades, desde primeras horas de la noche".
Además, apunta que Seguriber es la empresa que tiene la competencia exclusiva y excluyente en materia de seguridad integral del recinto del Madrid Arena.
Fuentes de Seguriber han querido dejar claro a Europa Press que su cliente es Madrid Espacios y Congresos. Además, han apuntado que esa noche hubo un total de 39 vigilantes, de los que 33 estaban fuera del recinto y otros cinco en las puertas de seguridad. Y había otro agente en el centro de comunicaciones del pabellón.
Para Diviertt, es responsabilidad de "Seguriber controlar la seguridad integral del recinto". "El contrato de alquiler del Madrid Arena exigía a la arrendataria, la empresa Diviertt, la contratación de los servicios de esa compañía de seguridad", ha aseverado.