Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una madre de 44 años y su hijo, de 25, detenidos por mantener relaciones sexuales

Una madre de 44 años es detenida por tener sexo con su hijo, de 25 y casadoFacebook / Buncombe Country Sheriff's Office

Melissa Nell Kitchens, de 44 años de edad y natural de Carolina del Norte, EEUU, ha sido arrestada después de que presuntamente haya mantenido relaciones sexuales con su hijo, Shaun Thomas Pfeiffer, de 25 años, casado, y también detenido por incesto.

Natural de Carolina del Norte, EEUU, Melissa Nell Kitchens, de 44 años de edad, ha sido arrestada después de que presuntamente haya mantenido relaciones sexuales con su hijo, Shaun Thomas Pfeiffer, de 25, también detenido.
El arresto tuvo lugar el día 7 de septiembre, un día antes del de su hijo, ambos acusados de incesto, tal y como se recoge en los documentos policiales, donde las autoridades afirman que ambos mantuvieron sexo en agosto, si bien, tal y como recoge Mirror, no está claro cómo o de dónde salieron a la luz estas acusaciones.
Según los informes, contextualizando el suceso, Shaun está casado y vive con su esposa, Shannon Roman, y su madre en la localidad de Asheville, en el condado de Buncombe, Carolina del Norte.
Esta última, usuaria de las redes sociales, dio cuenta a través de Facebook del cariño que profesaba a su hijo, del que destaca "lo guapo" que es, en un mensaje que podría sugerir además que en los últimos tiempos la familia afrontaba una situación complicada: "Solo intento levantar el ánimo. Las cosas son muy tensas y te amo y respeto cualquier decisión, siempre que seas feliz y estés bien. Te echo de menos y desearía pasar más tiempo contigo. Eres muy importante y espero que la situación mejore", escribió.
Más allá, tras este mensaje que la policía tampoco ignoraba, la propia esposa de Shaun se pronunció para dejar claro que "cuando verdaderamente te preocupas por alguien, sus errores nunca cambian tus sentimientos, porque es la mente la que se enfada, pero el corazón todavía siente, y le importa".
Ahora, Melissa Nell Kitchens, apodada 'Missy', se enfrenta a los cargos imputados y se le ha asignado una fianza de casi 26.700 euros (30.000 dólares), mientras su hijo, acusado también de amenazas, intoxicación y escándalo público junto a un menor, enfrenta los cargos con una fianza de 62.295 euros (70.000 dólares).