Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Apuñala hasta la muerte a su hija de 4 años tras una presunta discusión con su novio

Apuñala hasta la muerte a su hija de 4 años tras una presunta discusión con su novioHarris County Sheriff’s Office

Laquita Lewis, de 34 años, ha sido acusada de haber asesinado a su hija, Federicka Allen, de 4, tras apuñalarla en el pecho en múltiples ocasiones. Después de su atrocidad, confesó lo que había hecho a sus familiares, manifestando que “la pequeña se había ido al cielo”. Según las autoridades, anteriormente había tenido una fuerte discusión con su novio, y padre de la pequeña, Frederick Allen.

Fue ella misma quien comunicó a sus familiares que había hecho “algo malo”. Pero simplemente “algo malo” dista mucho de la crueldad y la brutalidad de su acto.
Laquita Lewis, de 34 años, ha sido acusada de asesinato por haber presuntamente matado a su hija de cuatro años, Federicka Allen, apuñalándola repetidamente en el pecho.
El cuerpo de la pequeña fue encontrada en su domicilio, en un complejo de apartamentos ubicado en Houston. Concretamente, en el bloque 5600 de Timber Creek Place.
“Es la peor noticia que quieres oír sobre un miembro de tu familia. Especialmente sobre alguien de esa edad. Es devastador”, afirma Randy Sample, uno de los familiares a los que Laquita escribió a través de diversos mensajes de texto, explicando que había hecho daño a su hija.
Tal y como recoge KHOU News refiriéndose a la investigación policial, antes del suceso Laquita habría tenido una fuerte discusión con su novio, y padre de la pequeña, Fredrick Allen, motivo por el cual habría entrado en cólera, cometiendo tras ello la atrocidad de acabar con la vida de la pequeña.
Cuando las autoridades llegaron al apartamento y descubrieron el cadáver de la niña, Laquita ya se había marchado. Había tenido un accidente en su vehículo y se encontraba en el hospital cuando escribió a su familia para disculparse por lo que había sucedido y, en última instancia, terminar confesando.
“Escribió que la pequeña se había ido al cielo, que había matado a su hija”, explicaron.
Tras el suceso, tanto los familiares como los vecinos, que pese a que solo conocían a la pequeña Federicka desde hacía unos meses, están en estado de shock, la recuerdan, conmocionados, como una niña que “siempre estaba feliz”.
“No hay palabras para describir la horrible muerte de esta niña”, manifestó un portavoz de la Policía del Condado de Harris.
Ahora, la investigación continúa a la espera del juicio que determine su sentencia, y tratan de confirmar si efectivamente, la disputa con su novio y el posterior asesinato de su hija están conectados o hay otras circunstancias alrededor del caso.
NO ES LA PRIMERA VEZ QUE TIENE PROBLEMAS CON LA JUSTICIA
Además, según las autoridades, no es la primera vez que Lewis tiene problemas con la Justicia. En noviembre fue acusada por un incidente el Día de Acción de Gracias, donde también amenazó a su hijo, de 16 años con un cuchillo.
Por ello, fue condenada a 15 meses en los que tuvo que acudir a una evaluación de riesgos del sistema de Texas en la que obtuvo la puntuación mínima, indicando que, efectivamente, según dicho análisis psicológico era propensa a ser reincidente en conductas similares.