Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una madre mantuvo en su casa el cuerpo de su hija de 3 años fallecida durante 11 días

Una madre mantuvo  en su casa el cuerpo de su hija de 3 años fallecida durante 11 díasJust Giving

La niña sufrió un aneurisma que acabó con su vida. Cuando la niña falleció, la madre decidió mantenerla en su casa durante 11 días en vez de en un depósito de cadáveres. De esta manera también podrían despedirse de ella y llorar su muerte.

Georgia Fieldsend falleció tras desmayarse cuando estaba de vacaciones jugando en una playa en Sharm-El Sheikh (Egipto). Según informa Metro, la niña sufrió un aneurisma que habría acabado con su vida.

Su madre, Isle, ha revelado lo que le ocurrió a su hija y así recaudar fondos para Thomas Cook Ward en el Kings College Hospital.

Según declaraciones de Isle a The Telegraph: "Acaricié la frente de Georgia y le dije cuánto la quería. Yo estaba destrozada y a menudo dejaba su habitación para llorar, pero todavía saboreaba cada momento a su lado teniéndola ahí conmigo".
La madre explicó que mantuvo el cuerpo de su pequeña en casa mientras esperaba la celebración del funeral de Georgia. "Sé que algunos pensarán que lo que hicimos fue chocante, pero para nosotros tenía sentido. El cuerpo de nuestra hija nos pertenecía a nosotros, no a un depósito de cadáveres. Tenerla en casa nos ayudó a llorar su muerte".

Su historia es similar a la de Russell Davison que decidió dormir junto al cuerpo de su esposa en la misma habitación durante seis días cuando murió por un cáncer. Davison recomendó a las personas que perdieran a un ser querido hacer lo mismo porque era una buena manera de superarlo.

Desde la muerte de Georgia, Isle ha recaudado casi £37.000 (unos 43.660) por una canción en su recuerdo. "Georgia hoy habría cumplido siete años y como madre estaba tratando de encontrar una manera de decirle que la quiero y que involucrara a otros", aseguró Isle.

"Me sentía muy mal pensando en las cosas que quería hacer con mi hija que ya no podría como por ejemplo hornear un pastel para su cumpleaños". "La idea vino del dolor y quise llegar a los amigos y a la familia para hacer algo positivo en memoria de Georgia".
Y es que después de que Georgia falleciese, sus hermanas de 15 y 17 años le escribieron una canción en su homenaje después de despedirse de ella.

Asimismo, Georgia también se convirtió en donante de órganos y ayudó a salvar seis vidas, entre ellas dos chicos de 20 años, un bebé, una adolescente y una niña.

La madre explicó: "Mi hija donó órganos y salvó vidas, así que es algo sobre lo que me gustaría seguir sensibilizando". "Se trata de hacer algo agradable en memoria de Georgia y yo quería ser capaz de recaudar dinero".