Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una madre se droga y se retuerce en el suelo delante de su hijo de dos años

Una madre se droga y se retuerce de dolor delante de su hijo de dos añosFacebook

Multitud de usuarios de Facebook y otras redes sociales se han llevado las manos a la cabeza y han expresado su indignación después de que se hiciese viral un video en el cual Lauren Brooke Englett, de 18 años de edad y natural del condado de Mobile, en Alabama, EEUU, consume una marihuana sintética que le lleva a retorcerse en el suelo frente a su hijo de 2 años, que contempla la escena entre llantos. Las autoridades han detenido a la madre y los servicios sociales han puesto al niño a salvo.

Una vez más es un menor la víctima de la imprudencia y la falta de responsabilidad de sus padres. Si esta misma semana conocíamos el caso de un niño de 11 años que había pedido auxilio en una gasolinera porque su madre conducía bajo los efectos del alcohol el vehículo en el que circulaban, ahora es un pequeño de 2 años el que ha sido testigo de una terrible escena que se ha hecho 'viral' en la red después de que el vídeo de los hechos fuese publicado en Facebook.
La madre del pequeño, Lauren Brooke Englett, de 18 años y natural del condado de Mobile, en Alabama, Estados Unidos, consumió una marihuana sintética conocida como 'Spice' y pronto comenzó a retorcerse en el suelo mientras su hijo, que se encontraba inmediatamente frente a ella, contemplaba entre llantos los terribles efectos que la droga estaba causando en ella.
Además, añadiendo todavía más crudeza a la situación, en el vídeo aparecía un hombre, que responde al nombre de Jamie Jemison, de 25 años, y una mujer, responsable de grabar los hechos, Rachel Rickard, de 19, a los cuales se les busca tras ser acusados de un delito de abandono imprudente, dado que no hicieron nada por denunciar lo que estaba pasando ni ayudar al pequeño y protegerle de algo que jamás debió haber visto.
Más allá, como si de un juego se tratase, lo captaron en un vídeo y lo subieron a la Red, donde ha sido reproducido más de 2 millones de veces y desde donde multitud de usuarios han puesto el grito en el cielo.
Según informa el sheriff de la localidad en declaraciones recogidas por Dailymail, han recibido "cientos de emails desde distintos puntos del mundo. El más lejano desde Birmingham, Inglaterra". Todos ellos, destinados a expresar la indignación que ha producido en los usuarios contemplar las imágenes.
Así, las autoridades competentes, tan pronto como identificaron a los culpables enviaron al niño a vivir con la abuela de su madre hasta que descubrieron que ésta se había ido también a vivir allí, momento en el que los servicios sociales encargados de garantizar el bienestar del menor decidieron también sacarle de allí.
Ahora, su madre, ha sido arrestada y acusada de violencia doméstica e imprudencia temeraria, al mismo tiempo que tanto las autoridades como los servicios de emergencia advierten de la proliferación de llamadas derivadas del consumo de drogas sintéticas y de sus efectos, entre los que se encuentran el aceleramiento del ritmo cardiaco, el aumento de la presión arterial, nauseas, espasmos, vómitos, convulsiones, temblores, ansiedad, alucinaciones y episodios psicóticos entre otros que pueden llevar incluso a pensamientos o acciones suicidas.