Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una madre australiana dio a luz a un bebé de 6 kilos de forma natural y sin epidural

Esta madre australiana dio a luz a un bebé de 6 kilos de forma natural y sin epiduralFacebook

Cuando estaba embarazada de 40 semanas, los doctores le dijeron que su bebé pesaría cerca de unos 5 kilos, pero jamás imaginaron que alcanzase los 6 kilos. Corrigan, su madre, decidió dar a luz al pequeño Brian de forma natural y renunciando a la epidural.

"Soñé con un pequeño bebé gordo", dijo Natashia Corrigan a la red australiana 7. "Siempre he querido un bebé pequeño y tengo un bebé grande".

En enero, esta mujer de Melbourne dio a luz a un niño de 6 kilos sin epidural. Publicó su historia junto a varias fotografías con su pequeño y en seguida se volvió viral en las redes por el tremendo tamaño del niño. Es dos veces el tamaño normal de un bebé recién nacido, informa

Antes de que naciera, los doctores informaron a Corrigan de que el bebé sería grande y pesaría cerca de los 5 kilos pero todos quedaron sorprendidos cuando nació.

Brian, que recibió el nombre de su padre, es el tercer hijo de Corrigan. Una de sus hijas pesaba cerca de los 4 kilos y la otra 3.
Corrigan le dijo a Australia 7 News First que después de un embarazo de 40 semanas, tuvo un parto natural en vez de por cesárea, renunciando a una epidural. Antes de que naciera ella ya se esperaba que fuera un bebé muy grande.

Corrigan agradece enormemente al personal del hospital y a su esposo Brian por ayudarla a dar a luz a su bebé. "Me mantuvieron fuerte y tranquila cuando parecía que el caos estaba sucediendo a mi alrededor", dijo. "Debido a que era tan grande que era un poco difícil sacarlo, tuvieron que llamar a más personal médico para que vinieran a ayudar".

"Éste es el primer embarazo he tenido que experimentar con un parto natural, el tiempo más largo en el que he estado embarazada y tengo el pequeño chico gordo que quería", agregó.
El sorprendente nacimiento de Brian provocó la especulación de que podría haber alcanzado un récord por ser el bebé recién nacido más gordo del mundo. Sin embargo, el Libro Guinness de los récords mundiales dice que el bebé con mayor peso nació en 1879 y pesó unos 10 kilos.