Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La lucha de una enfermera por mantener a un joven con vida durante un viaje en autobús

Off-duty-nurse-Lindsay-Carter-tells-of-battle-to-save-dying-man-on-Radio-1-Big-Weekend-busFacebook

Lindsay Carter estaba de camino a un festival de música cuando un joven de 20 años, sentado en la parte de atrás del autobús, comenzó a convulsionar. Consiguió estabilizarle con la ayuda de otro médico hasta que llegaron los servicios de emergencias. Horas más tarde, el joven murió en el hospital.

La joven era enfermera y ha contado el momento en el que mantuvo con vida a un chico en el autobús cuando se dirigían a un festival de música durante el fin de semana. Ha explicado que el hombre no pasó ni un solo segundo solo y que otros pasajeros se quedaron con él hasta que llegaron los paramédicos.

Lindsay, de 29 años, se dirigía al festival de música de Burton Constable Hall el sábado cuando de pronto alguien gritó que un hombre había caído enfermo en la parte trasera del autobús, informa Mirror.

Al darse la vuelta, Lindsay vio a un hombre tumbado en el suelo convulsionando. Enseguida, ella y otro médico –ambos fuera de servicio- corrieron hacia él para tratar de ayudarle. "Estaba temblando y no respondía".

"Le pedí a un hombre que viniera y me ayudara a sacarlo del autobús porque la gente estaba mirando y había niños pequeños a bordo".
Después, le colocaron en posición de recuperación y llamaron a la madre del joven para explicarle lo que estaba ocurriendo. Cuando llegaron los servicios de emergencias, se trasladó al joven de 21 años al Hull Royal Infirmary.
Sin embargo, la policía confirmó que murió en el hospital horas más tarde. Desde entonces, han detenido a un chico de 20 años y aún permanece bajo custodia policial. Al parecer, su muerte podría estar relacionada con las drogas.

Lindsay, que trabaja como enfermera pediátrica en Sheffield Children's Hospital, fue al festival con su novio Gary Foston, que vive en Hull. Decidida a permitirle disfrutar el resto de su fin de semana de cumpleaños, Foston no le dijo a su pareja que el hombre que intentó salvar había muerto horas después.

Sin embargo, descubrió las noticias trágicas en internet. "He sido enfermera durante siete años y nunca he visto algo así", dijo. "Le dije a mi novio que si salía de esta, seguramente se quedaría con alguna discapacidad".

"Envío mis condolencias a la familia afectada por esto y quiero que sepan que él nunca estuvo solo en ningún momento. Siempre estábamos allí tratando de tranquilizarlo", contaba la enfermera.