Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un loro delata el asesinato de un hombre a manos de su mujer

Un loro delata el asesinato de un hombre a manos de su mujerInformativos Telecinco

Un loro que fue testigo de un terrible crimen ha sido la prueba definitiva para culpar a una mujer por el asesinato de su marido en 2015. El ave no paraba de repetir la última frase del fallecido antes de morir, prueba más que suficiente para el juez quien la ha condenado por homicidio en primer grado.

Glenna Duram, de 49 años, ha sido condenada por asesinar a su esposo,  Martim Duram, de 46 años, de cinco disparos en el pecho. El terrible crimen, que ocurrió en Michigan, Estados Unidos, fue presenciado por un loro, mascota de la pareja. En los días posteriores al suceso, la mascota no podía parar de repetir la última frase del fallecido antes de morir: “Don’t fucking shoot!” (¡No dispares, maldita sea!).
Duram intentó suicidarse después de asesinar a su esposo, pero no lo logró y sobrevivió al suceso. Algo que su loro Bud,  loro gris africano, presenció al igual que el crimen, “testimonio” suficiente para condenar a la mujer, después de la insistencia de la fiscalía.
Bud quedó se quedó sin hogar después de que uno de sus dueños falleciera, por lo que Christina Keller, ex esposa de la víctima, decidió acogerlo en su hogar. Keller fue quien alertó a las autoridades de la repetitiva frase que el ave.