Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere a los 111 años el hombre más longevo del mundo

Alexander Imich había nacido en Polonia en 1903 y el pasado febrero había cumplido 111 años, que lo convirtieron en el hombre más longevo del mundo. Dejó su país natal y se instaló en EEUU después de la II Guerra Mundial tras sobrevivir a un campo de concentración nazi en Rusia. Imich falleció de muerte natural este domingo en la ciudad de los rascacielos.

Alexander Imich era el hombre más viejo del mundo,según el Grupo de investigación gerontológica de Torrance, California.
Sin embargo, a pesar de su avanzada edad,  no era el ser humano más viejo, porque de acuerdo a las estadísticas, hay al menos 66 mujeres que lo superan, la más anciana con 116 años.
La noticia de la muerte del inmigrante polaco en una residencia para ancianos donde vivía desde 1986  y fue informada por sus amigos, Trish Corbett y Michael Mannion.
Hace apenas unos meses le preguntaron durante una entrevista acerca del secreto de su longevidad, pero el médico no dio ninguna pista. Simplemente dijo que "no había muerto antes", que "no sabía qué pasaba".
Alexander Imich voló con su esposa desde Polonia en 1950, pero la mujer murió en 1986.