Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las calles de Valencia se convierten en auténticos ríos

En alerta amarilla por lluvias se han despertado en Valencia después de descargar anoche la tormenta más fuerte que se recuerda en esta década. Las calles de la ciudad se han convertido en auténticos ríos tras caer más de 100 litros por metro cuadrado en menos de 24 horas. La intensidad de la lluvia ha obligado a cortar túneles y pasos inferiores. Las autoridades piden extremar la precaución al volante e incluso no coger el coche ante la posibilidad de quedarse atrapados por las inundaciones.