Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las llamas arrasan Valencia

Desalojados los vecinos de Chulilla y Gestalgar

Los vecinos de las localidades valencianas de Chulilla y Gestalgar, cerca de 1.500, han sido evacuados ante el incendio forestal declarado en la tarde del domingo. Pero no todos los vecinos están conformes con el desalojo. Alguno asegura que no va a dejar su partida de bingo y achaca "cobardía" y "miedo" al alcalde de la localidad. Otro dice que cuando lo vea difícil, cogerá su coche o, sino, se dirigirá al río del pueblo.
El Ayuntamiento de Chulilla ha dispuesto autobuses, para los que no tengan vehículo propio. Aquellos que tienen una segunda residencia, han optado por irse a ella a pasar la noche o a casa de algún familiar o amigo. Bomberos, brigadas forestales y efectivos de la Unidad Militar de Emergencias, en total cerca de 350 personas trabajan esta madrugada en las tareas de extinción, a la espera de que puedan incorporarse medios aéreos con las primeras luces del día. El fuerte viento de poniente y la complicada orografía del terreno están dificultando las labores de control del fuego.