Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La limpieza es vista como el principal problema de Madrid, seguida por el paro, la contaminación y los atascos

La limpieza (48,4 por ciento) es el principal problema de Madrid, como se desprende de la Encuesta de Calidad de Vida y Satisfacción con los Servicios Públicos encargada por el Ayuntamiento de la capital entre septiembre y noviembre de 2016, seguida del paro (25,9 por ciento), la contaminación (21,8 por ciento) y los atascos (15,3 por ciento).
Por detrás está la inseguridad (8,7 por ciento), el alto coste de la vivienda (6,1 por ciento), la pobreza (5,9 por ciento) o el mal estado de las aceras (5,2 por ciento). En el listado también aparecen el ruido (4,3 por ciento), la gestión del gobierno (1,8 por ciento), los políticos (1,7 por ciento) o los excrementos caninos (1,4 por ciento). Cierran el listado la inmigración (1,1 por ciento) y el racismo (1,1 por ciento).
En la encuesta de 2014 las preocupaciones más importantes eran, por este orden, el paro, la limpieza, el tráfico y la contaminación. En 2012 eran el paro, la contaminación, el tráfico y el coste de la vida mientras que en 2009 el tráfico, la contaminación, la inseguridad y el paro. En Barcelona el principal problema indicado como tal por la ciudadanía en 2016 ha sido el desempleo, igual que en Sevilla. En Bilbao es la falta de aparcamiento.
A destacar que la corrupción sólo ocupa el 2,7 por ciento de las preocupaciones de los madrileños. El delegado de Participación Ciudadana, Gobierno Abierto y Transparencia, Pablo Soto, ha recordado que el sondeo se hizo en noviembre y que puede que si se hiciera ahora, tras el destape de la corrupción en el Canal, las cifras cambiarían.
El sondeo se ha hecho sobre una muestra de más de 8.537 personas mayores de 16 años (unas 400 por distrito) cuando en anteriores ediciones era de unas 2.500. También se pretende retormar la periodicidad anual de estas encuestas.
LIMPIEZA
La portavoz del Gobierno, Rita Maestre, ha presentado los datos en rueda de prensa, donde ha expuesto que en la encuesta de 2009 la limpieza ya ocupaba el octavo lugar en esa lista de principales problemas para la ciudadanía, escalando al quinto lugar en 2012 y al segundo en 2014, tras la entrada en funcionamiento de los contratos integrales en el verano del 2013.
La edil ha expuesto que para mejorar la situación el Ayuntamiento ha puesto en marcha la Mesa de la Limpieza que, entre otras medidas, ha promovido un aumento del número de barrenderos de entre 650 y 800 y ha aumentado el número de calles que se consideran principales en los contratos integrales, las que deben tener prioridad de limpieza por parte de las adjudicatarias.
La portavoz ha añadido que el número de reclamaciones y avisos de limpieza que el Ayuntamiento recibe por parte de la ciudadanía ha comenzado a reducirse desde enero de 2017: los avisos mensuales en el primer trimestre de este año son los más bajos desde 2015 mientras que también se aprecia un cambio de tendencia en las sugerencias y reclamaciones desde el pasado mes de enero ya que en el primer trimestre han bajado un 25 por ciento respecto al año anterior.
LA CALIDAD DE VIDA ES BUENA PARA EL 67,6%
De la encuesta, elaborada por la empresa Dephimatica y adjudicada por 145.000 euros, se extrae que ha aumentado el número de madrileños que creen que la calidad de vida en Madrid es buena o muy buena: el 67,6 por ciento afirma tener ese grado de satisfacción, cinco puntos y medio más que en 2014, cuando gobernaba el equipo de Ana Botella.
El 81,6 por ciento está bastante o muy satisfecho de vivir en su barrio. En este sentido, la población residente en 15 de los 21 distritos de Madrid ha declarado tener una satisfacción de entre 68 y 100 puntos. Los habitantes de Centro, Salamanca y Retiro son los que registran indicadores más altos. De cerca siguen los barrios ubicados en Hortaleza, Moncloa-Aravaca, Barajas, Moratalaz y Chamartín.
En la encuesta también se pregunta a la ciudadanía por su satisfacción de vivir en Madrid, un indicador que se estabiliza. El 86,7 por ciento están muy o bastante satisfechas de vivir en Madrid por motivos como el ocio y la diversión, la oferta cultural, la convivencia vecinal, la facilidad para hacer deporte, la movilidad y el transporte público.
En el apartado de satisfacción con los servicios, equipamientos y actuaciones de la ciudad, aprueban 35 de un total de 45 ámbitos consultados. En el 'top 10' se encuentran los bomberos (8,1 sobre 10); SAMUR (7,9); Metro de Madrid (7,4); los intercambiadores de transporte (7,1); los teatros municipales (7,1); las bibliotecas municipales (7,1); los autobuses de la EMT (6,9); los servicios municipales de salud (6,8); el teléfono 010 (6,7) y los taxis (6,7).
LA BUENA VALORACIÓN DE CULTURA
La oferta cultural se mantiene en el segundo puesto de mayor satisfacción de la calidad de vida para la ciudadanía de Madrid y mejora en cinco puntos respecto a la anterior legislatura, mientras que la facilidad para realizar se sitúa en cuarta posición (cinco puntos más que 2014).
En cuanto a la satisfacción con los servicios, equipamientos y actuaciones municipales, los teatros municipales y las bibliotecas se encuentran en quinta y sexta posición con una puntuación de 7,1 y 6,9 sobre diez, respectivamente. También se encuentran los centros culturales (decimotercera posición), la conservación del patrimonio (posición 16) y las instalaciones deportivas (17). En la encuesta de 2016 se pregunta por primera vez por la organización de fiestas y eventos populares, que entra directamente en el puesto 22 de satisfacción.
Tanto la encuesta como las preguntas del cuestionario pueden consultarse desde este jueves en el espacio web del Observatorio de la Ciudad de www.madrid.es (www.madrid.es/observatoriodelaciudad ).
También se encuentra en el portal de datos abiertos del Ayuntamiento (http://datos.madrid.es) e incluye los microdatos de la encuesta para permitir su reutilización para, en palabras de Soto, demostrar que "no ha desaparecido nada", en definitiva, que no se ha 'cocinado'.