Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juicio al marfileño que arrojó a un policía a las vías de la estación de Embajadores

Esposado, tranquilo y en silla de ruedas comparecía ante el juez Ali Raba Yode, el ciudadano de Costa de Marfil que en enero de 2015, presuntamente, provocó la muerte del policía Francisco Javier Ortega, de 28 años en la estación madrileña de Embajadores.

El agente realiza labores de vigilancia de paisano cuando Ali Raba le agarró y lo arrastró junto a él a las vías del tren justo en el momento en que llegaba el convoy.

Francisco Javier cayó de cabeza y murió en el acto, mientras el agresor, con 9 detenciones por resistencia a la autoridad y robo con violencia, rodó y consiguió salvar su vida.

Ahora, al comienzo del juicio, ha acudido al juzgado en ambulancia, ya que desde ese día está atado a la silla de ruedas y necesita asistencia.

El fiscal le acusa de un delito asesinato con alevosía y pide que una vez haya cumplido su condena, el presunto asesino sea expulsado de España, con la prohibición de entrar durante diez años.