Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se retoma el juicio contra el hombre que mató a su mujer en el hospital cuando se recuperaba de otra paliza

Aniceto Rodríguez, de 77 años, vuelve a sentarse hoy en el banquillo, acusado de agredir brutalmente a su mujer, de 66 años, con un martillo el 3 de abril de 2015 y rematarla en el hospital a puñaladas un mes después, cuando ella mejoraba. Intentará convencer al tribunal, según la línea presentada por la defensa, que sufrió una enajenación mental cuando golpeó a Isabel con tal ensañamiento que le fracturó el cráneo y cuando avisó a la policía diciendo que habían sido víctimas de un robo frustrado. Una versión que la Guardia civil y los vecinos no creyeron desde el principio. Los investigadores indicaron a la juez lo poco conveniente que sería dejar al presunto agresor junto a su víctima en el hospital. La juez, al no recibir una petición formal de orden de alejamiento y no tener pruebas suficientes, no interpuso medida alguna que impidiese Aniceto pasar día y noche en la habitación junto a la cama de su mujer, sin perderla de vista. Una rutina que se prolongó hasta que el  8 de mayo. Ante la notable mejoría de su presunta víctima y la pronta recuperación del habla  presuntamente la apuñaló hasta causarle, en esta ocasión sí, la muerte.