Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Celebrado el juicio por el divorcio de Ruth Ortiz y José Bretón

Ruth Ortiz llegaba a los juzgados de Huelva muy serena. Era un día vital. El del juicio de su divorcio de José Bretón y, a su salida, se le veía cara de alivio. Ruth y José no se han visto cara a cara porque Bretón tenía que declarar por video conferencia, aunque hoy no ha dicho ni una sola palabra.  Ruth Ortíz interpuso una demanda de divorcio antes de que se aclarase que los restos óseos de la hoguera eran de sus hijos. En esa demanda solicitaba que se le retirase la patria potestad a su todavía marido.
En su contestación, Bretón solicitó la custodia de sus hijos. Asegura que él podría cuidarles mejor que Ruth. Hoy ya nada de esas cuestiones tenían sentido. Ruth y José se separaron muy poco antes de que los niños desaparecieran. 23 días antes ella había abandonado el domicilio conyugal. La convivencia era insoportable, según Ruth.  Esta foto fue tomada el día de su boda hace diez años. Nadie imaginaría que la historia de este matrimonio acabaría en una terrible pesadilla.