Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los juguetes ruidosos pueden causar una lesión auditiva en los niños

Dos niños miran el escaparate de una jugueteríaEFE

Las Navidades son, además de festivas y familiares, ruidosas, al menos en cuanto a juguetes se refiere. Una tarde juegos en casa o un paseo por una tienda de juguetes puede acabar con dolor de cabeza. Música, sirenas, armas sonoras, instrumentos…todos estas cosas están en la lista de juguetes de los peques de la casa. Desde la asociación ‘CLAVE, atención a la deficiencia auditiva’ advierten a los padres de que presten atención al nivel de decibelios de los juguetes que compran, ya que un exceso de ruido puede causar lesiones auditivas.

Cuando el sonido de los juguetes supera los 80 decibelios pueden causar lesiones auditivas en lo niños. La asociación norteamericana Sight and Hearing ha elaborado, como cada año, una lista con los juguetes que podrían generar problemas auditivos que puede consultarse en Facebook. De los 18 juguetes que han analizado, siete superan los 100 decibelios.

CLAVE advierte de que la pérdida de audición por ruido es acumulativa y que ocurre de forma gradual a lo largo de los años. Al igual que los padres se aseguran de que los juguetes no tiene piezas pequeñas peligrosas, desde esta asociación recalcan la necesidad de controlar el ruido que hacen. Carmen Abascal, directora de Calve en España argumenta que “nos hemos acostumbrado al ruido sin pensar en los daños que puede provocar. Muchas familias creen que no es un problema del que deban preocuparse hasta que sus hijos sean adolescentes, cuando escuchan su música, se someten a largas sesiones de videojuegos, van a conciertos o frecuentan ambientes ruidosos. Es un gran error, hay que educar desde que son pequeños”.

Consejos para controlar el ruido

Los expertos recomiendan no adquirir un juguete cuando el ruido resulte molesto para el adulto, optar por los que tienen un control de volumen y asegurarse siempre de que cumple con la normativa europea, es decir, que lleven la marca CE. Poner cinta adhesiva en los altavoces también sirve para amortiguar el ruido. Otras veces es recomendable usar determinados juguetes solo al aire libre.

Cuando el sonido es continuo es recomendable saber cuánto tiempo se puede estar expuesto para no sufrir daños: Hasta 90 decibelios no más de dos horas; 94 no más de una hora y 97 no más de media hora.