Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El abogado de Arcuri insiste en la custodia compartida: “Juana no debe tener miedo”

La expectación era máxima en el Juzgado de Granada. Se esperaba la llegada de Juana Rivas y su expareja Francesco Arcuri, pero finalmente solo le hemos visto a él, entre gritos y muestras de apoyo. De Juana y su representante legal, ni rastro.

“He pedido la detención de ella”, afirmaba el abogado del italiano, Adolfo Alonso.

Casi cuatro horas después, el juez se pronunciaba y dictaba una orden de detención sobre ella, alegando un presunto delito de sustracción de menores.

“Una vez que la investigada sea localizada (…) se valorará lo que tenga que decir, aunque el cumplimiento de lo acordado (…) obliga a que los menores sean inmediatamente entregados al padre”, expresa su escrito.

El abogado de Francesco asegura que todavía sigue en pie la oferta que se le hizo a Juana: custodia compartida y manutención de los hijos, pero todo en Italia.

“Yo creo que ella debe recapacitar un poco, que no debe tener miedo; que debe saber que tiene las puertas abiertas, que ella no va a tener ningún problema. Me ratifico en la oferta que he hecho”, insistió el abogado.

Juana no solo se enfrenta a un presunto delito de sustracción de menores. También desobediencia a la autoridad y obstrucción a la justicia.