Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los jóvenes solitarios tienen más riesgo de estar cansados y tener problemas de sueño

Investigadores del King's College de Londres (Reino Unido) han encontrado un vínculo entre la soledad y la mala calidad del sueño en la juventud, ya que quienes suelen estar solos tienen hasta un 24 por ciento más de probabilidades de encontrarse cansados o tener problemas de concentración durante el día.
Así se desprende de un trabajo a más de 2.000 jóvenes cuyos resultados publica en su último número la revista 'Psychological Medicine', que analiza un fenómeno (la soledad) que hasta ahora ha sido bien estudiado en las personas mayores pero no tanto entre los jóvenes, a pesar de que hay estudios que apuntan que es más frecuente en personas de 18 a 34 años.
Los investigadores del King's College se basaron en datos de un estudio de riesgo medioambiental (E-Risk) con una cohorte de 2.232 gemelos de 18-19 años nacidos en Inglaterra y Gales, de los que se trataba de cuantificar su soledad preguntándoles por su nivel de compañerismo y sensación de exclusión o aislamiento.
También midieron la calidad del sueño en el último mes, incluyendo el tiempo que tardaban en dormirse, la duración del sueño y los asociados, como el cansancio o las dificultades para permanecer despierto por el día.
En general, entre el 25 y 30 por ciento de la muestra informó sentirse solo a veces, y un cinco por ciento más reportó frecuentes sentimientos de soledad. Además, los investigadores descubrieron que la asociación entre la soledad y la calidad del sueño se mantuvo incluso después de tener en cuenta algunos síntomas como la depresión o la ansiedad, que también se asocian con problemas de sueño o la soledad.
Una de las razones propuestas para esta falta de sueño en individuos solitarios es la posibilidad de que se sientan menos seguros, por lo que los investigadores examinaron su exposición a situaciones violentas en el pasado, como delincuencia, abuso sexual, maltrato infantil u otra situación de acoso, tanto por familia como amigos.
La asociación entre la soledad y la mala calidad del sueño fue casi un 70 por ciento más fuerte entre las personas expuestas a una forma más severas de violencia, algo que los autores creen que podría deberse a una mayor respuesta al estrés biológico.
Investigaciones previas sugieren que la soledad está asociada con cambios en el cortisol circulante, lo que indica una activación elevada del sistema de respuesta al estrés. Y la excitación fisiológica resultante de este proceso puede jugar un papel en el sueño interrumpido de las personas solitarias.
"La disminución de la calidad del sueño es una de las muchas maneras en que la soledad se pone bajo la piel y nuestros resultados subrayan la importancia de contar con enfoques terapéuticos que permita redirigir esos pensamientos negativos que puedan llevar la soledad a un círculo vicioso", según Louise Arseneault, del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia (IoPPN) del King's College.