Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un joven de 18 años viola a dos ancianos discapacitados y mata a la mujer de uno

Un joven de 18 años viola a dos ancianos discapacitados y mata a la mujer de unoREUTERS

El horrible incidente ocurrió en Alemania donde un joven solicitante de asilo entró en una residencia de ancianos y violó a dos hombres discapacitados. Mientras abusaba de su segunda víctima, entró en la habitación la mujer de 87 años, a quien el joven mató con "gran fuerza" para evitar ser capturado por los crímenes de violación anteriores.

Un solicitante de asilo somalí de 18 años fue acusado de haber violado a dos ancianos discapacitados en un centro de acogida y de haber asesinado a la mujer de uno de ellos en Alemania.

El joven entró en residencia de ancianos de Neuenhaus en el condado de Betheim, se coló en la habitación de un hombre de 59 años con parálisis y abusó de él sexualmente, informa Daily Mail.

Según la Policía, el chico entró después en la habitación contigua y mientras abusaba de otro hombre de 90 años fue sorprendido por la mujer de 87 años a la que mató. Al parecer, la mujer vivía en la misma habitación que su marido en residencia de Haus am Bürgerpark.

Mientras abusaba sexualmente de la segunda víctima, se cree que el somalí fue molestado por la esposa y la mató usando "gran fuerza" para evitar ser capturado por sus crímenes anteriores, según apunta la policía alemana.

Después del horrible incidente, el acusado fue ingresado en un hospital psiquiátrico y su juicio será ante el Landgericht Osnabrück, que es el gran tribunal de menores.

Un conserje de 32 años declaró que estaba haciendo sus rondas a eso de las 3.30 de la mañana cuando notó una figura en uno de los pasillos. El joven de 18 años pasó por delante de él y saltó por una ventana antes de huir de la residencia.
Fue el conserje quien llamó a los servicios de emergencia pensando que se había producido un robo, pero cuando encontró las salpicaduras de sangre alertó a los oficiales.
Una vez llegaron a la residencia, tanto los agentes como los paramédicos fueron de cuarto en cuarto hasta que finalmente encontraron a las dos víctimas y a la mujer tendida en el suelo con un charco de sangre.
Éste es el último de varios incidentes preocupantes en los que han participado migrantes en Alemania. Ya en diciembre de 2015, una asombrosa cantidad de 1.200 mujeres y niñas fueron abusadas sexualmente en las ciudades alemanas durante las celebraciones de fin de año.

Un documento de la policía filtró que los detectives creen que 2.000 hombres estuvieron involucrados en varias ciudades, pero que la mayor parte de los crímenes fueron cometidos en Colonia y Hamburgo donde 600 y 400 agresiones sexuales fueron reportadas respectivamente.

De los 2.000 perpetradores, sólo se habían identificado 120 de ellos siete meses más tarde, y aproximadamente la mitad de ellos eran extranjeros que habían llegado recientemente a Alemania.