Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos días desmayado en el interior de un autobús

Si no fuera porque su hijo  está en estado crítico en este hospital de Huesca, esta historia sería propia del más puro esperpento: se desmayó en el autobús y ahí se quedó dos noches sin que nadie lo adviertiera.  El viernes por la tarde el joven, que padece diabetes, cogió un autocar de Huesca, donde estuvo con su novia, hasta Sena, a 60 kilometros, donde vive con sus padres.  La chica al no contactar con él el  sábado les avisó y éstos denunciaron su desaparición. La policía, localiza el domingo por la mañana al conductor del autobús.  Cuando fue a inspeccionar el autobús, aparcado en un recinto ferial,  lo encuentran tirado en la última fila,  sin conocimiento, quizá una crisis de su diabetes que le tiene ahora en la UCI. La normativa no obliga a revisar el interior del vehículo pero lo recomienda, ahora más que nunca.