Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La enfermera asesina: Mató a 13 pacientes con dosis masivas de heparina

La enfermera mató a 13 pacientes con los mismos instrumentos con los que debía salvarlos: vías, inyecciones de heparina en dosis altas. Durante meses los agentes de Livorno, en Italia, han seguido a Fausta Bonino de 55 años, la profesional del hospital de la ciudad de Piombino, ahora acusada de homicidios múltiples continuados, para esclarecer los hechos ocurridos en la sala de anestesia y reanimación.

Fausta Bonino había asesinado a sus pacientes, la mayoría personas ancianas, aunque sin enfermedades terminales, que pudieran explicar su comportamiento, según ha publicado Il Corriere della Sera.
Los homicidios habrían sido cometidos durante los años 2014-2015 después de una investigación realizada por "fallecimientos anormales" en la sala de anestesia y reanimación en Piombino, en el centro de Italia.
Según los investigadores, la profesional habría inyectado un medicamento, no sedante, para matar al menos a 13 pacientes. La heparina fue encontrada en el cuerpo de los fallecidos, pero también en posesión de la detenida, en diferentes registros.
La operación, llamada 'Killer en los pasillos', ha durado varios meses en los que los investigadores colocaron cámaras de videovigilancia para esclarecer cómo actuaba la supuesta asesina en serie.
La mujer ha sido acusada de acusada de homicidio múltiple continuado y agravado.