Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El invierno pone fin al temporal y vuelven la estabilidad y las nieblas por Navidad, que será lluviosa en Canarias

El temporal de viento, olas y precipitaciones ha terminado en el Levante, pero aún persiste en Baleares y en Cataluña, donde este miércoles 21 de diciembre aún tendrán aviso por riesgo importante por fenómenos costeros o lluvias, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que espera que la estabilidad atmosférica llegará hacia Nochebuena, que será una jornada de nieblas, y Navidad, que estará pasado por agua en Canarias.
La portavoz de la AEMET, Ana Casals, ha señalado a Europa Press que aún este 21 de diciembre --cuando comienza el invierno astronómico-- el temporal se irá desplazando hacia el este pero seguirá lloviendo en Baleares, pero con precipitaciones no tan intensas y persistentes como los últimos días.
No obstante, ha informado de que se ha activado el aviso naranja (riesgo importante) por fenómenos costeros se mantendrá en Gerona, Menorca y norte de Mallorca y el aviso amarillo (riesgo) se ha activado a Menorca y el norte y oeste de Mallorca. "En el resto, el temporal ya se ha terminado", ha confirmado.
Sin embargo, ha destacado que este miércoles se espera viento fuerte en Baleares y en el nordeste de Gerona y chubascos localmente fuertes y persistentes, aún en Baleares, que podrán ir acompañados de tormenta.
Asimismo, ha pronosticado lluvias débiles en las islas de mayor relieve de Canarias y, de forma más débil y dispersa en Galicia, norte de Castilla y León, alto Ebro, norte del sistema Ibérico, en el nordeste de Cataluña y en Melilla.
Respecto al jueves, la portavoz ha dicho que se mantendrán los chubascos y algunas tormentas "ocasionales" en Baleares, aunque tenderán a remitir a lo largo del día, mientras que en la mitad norte peninsular se esperan cielos nubosos o cubiertos y precipitaciones débiles en el Cantábrico oriental, nordeste de Castilla y León, Navarra, La Rioja y tampoco se descartan en Galicia y resto del Cantábrico, así como en las islas occidentales de Canarias.
También podrán producirse en el norte y este de Castilla y León, este del Sistema Central y Sistema Ibérico y en el oeste de Aragón, pero tenderán a remitir durante el día. Según la portavoz, en el resto se espera un día poco nuboso pero ha destacado que "lo más importante" serán los bancos de niebla matinales en Castilla y León, suroeste, meseta Sur, Extremadura y la cuenca del Ebro.
"Las nieblas comenzarán el jueves y podrán ser persistentes todo el día en la meseta norte, también el sábado y los siguientes días a Nochebuena y Navidad, ya que seguirá el tiempo estable", ha advertido.
NOCHEBUENA Y NAVIDAD
De cara a la Nochebuena y la Navidad, Casals ha pronosticado que será un día de precipitaciones en Canarias y que serán menos probables en las islas orientales, mientras que en la Península el cielo estará nuboso en el cuadrante noroeste y no ha descartado "alguna precipitación débil y ocasional" en el litoral de Galicia y las comunidades cantábricas y en el área del Estrecho, aunque ha insistido en que "la probabilidad es baja y ocasional".
En el resto de la mitad norte y en Baleares, se prevén intervalos nubosos, al tiempo que estará poco nuboso en la mitad sur. Respecto a las temperaturas no prevé cambios importantes, pero ha dicho que las más frías se darán en las zonas afectadas por la niebla. También puede haber viento de Levante fuerte en el Estrecho el día de Nochebuena.
En definitiva, Casals ha observado que en Navidad predominará el tiempo estable con cielos poco nubosos, nieblas en el interior peninsular y pueden ser persistentes en ambas mesetas y Extremadura.
Por su parte, ese día en Canarias habrá precipitaciones en las islas de mayor relieve y no se descartan en el resto. Las temperaturas no experimentarán grandes cambios pero sí descenderán ligeramente en las zonas de niebla de la meseta norte, donde el mercurio oscilará entre los 6 y 8 grados centígrados.
Finalmente, en el resto de la meseta los termómetros pueden llegar a 14 grados centígrados y a unos 16 o 18 grados centígrados en la mayor parte de las costas, igual que en otras zonas de Andalucía occidental, donde podrían alcanzar los 20 grados centígrados.