Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La inmunoterapia subcutánea para la alergia a ácaros puede lograr un ahorro 5,7 veces mayor a su coste

La inmunoterapia subcutánea puede controlar la alergia a ácaros y reducir así el impacto de esta enfermedad, al tiempo que también permite un ahorro 5,7 veces mayor al coste que conlleva para el Sistema Nacional de Salud (SNS), según datos de un estudio del Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria (Tenerife).
Pese a la eficacia de esta terapia, actualmente en la mayoría de los pacientes afectados los esfuerzos se dirigen a tratar los síntomas mediante el uso de inhaladores, antihistamínicos u otros medicamentos. Por ello, este estudio buscaba evidencia que permitiera comparar el impacto económico del tratamiento sintomático o medicación de rescate con el basado en inmunoterapia subcutánea.
"A pesar de que la inmunoterapia es el único tratamiento que ha demostrado ser capaz de revertir el curso natural de la enfermedad, actualmente es frecuente que se limite a aquellos pacientes en los que no se ha podido controlar previamente la enfermedad con el tratamiento sintomático", ha explicado José Carlos García Robaina, jefe de Servicio de Alergología del hospital tinerfeño y principal autor del estudio, realizado con el apoyo de Merck.
En concreto, el estudio incluyó a más de 400 pacientes con el objetivo de cuantificar el ahorro a largo plazo del tratamiento específico con un alergoide de altas dosis de alérgenos, 'Acaroid', en comparación con el tratamiento sintomático convencional de la alergia a ácaros.
Los resultados ponen de manifiesto la reducción estimada de costes derivados de aspectos como los recursos hospitalarios (100% en hospitalizaciones, 82% en visitas al alergólogo y 79% en visitas a urgencias), las terapias sintomáticas (56% en medicación de rescate y 63% en medicación diaria), pruebas diagnósticas (77%) y días de baja laboral por enfermedad (94%).
Y, en términos globales, las cifras obtenidas revelan una reducción significativa del coste total en recursos después del primer año, con un ahorro estimado para el Sistema Nacional de Salud (SNS) 5,7 veces mayor que el coste de la propia inmunoterapia tras 6 años de tratamiento.
"Gracias al estudio, se puede conocer cuánto puede impactar sobre el SNS el tratamiento correcto a un paciente alérgico, una información de gran valor una vez que ya se ha demostrado previamente la eficacia de la inmunoterapia y que, sin duda, redundará en el beneficio de toda la sociedad", según García Robaina.